lunes, 2 de junio de 2014

¿Por qué atraen a las chicas los malotes? (incluso los asesinos)

(Publicado originalmente en la Nueva Ilustración Evolucionista el 20-03-2014)


Hegoak ebaki banizkio
nerea izango zen
ez zuen aldegingo.
Baina, honela 
ez zen gehiago 
txoria izango
eta nik…
txoria nuen maite

Si le cortara las alas
sería mío
no se escaparía
pero entonces no sería un pájaro
y yo…
yo lo que amaba era un pájaro
-Mikel Laboa, Txoria txori


Advierto desde un principio que no quiero sentar cátedra con esta entrada sino solo reflexionar o compartir una pregunta que me parece interesante. El tema es muy discutible y el conato de respuesta que yo voy a proponer también lo es, por supuesto. Tengo que confesar que me chocó mucho cuando me enteré de que asesinos como Miguel Carcaño, o Charles Manson, recibían  a diario cartas de admiradoras con propuestas de encuentros sexuales, matrimonio, regalos y dinero. Nos encontramos con un fenómeno difícil de explicar a simple vista. La lógica dice que las mujeres deberían evitar a los asesinos de mujeres, pero la realidad nos dice que algunas mujeres (evidentemente no todas), se sienten atraídas por ellos. Creo que hay una pregunta aquí.

Una forma de contestarla es decir que estas mujeres son una excepción, un caso patológico y no son representativas del resto de mujeres. No lo creo. Sin llegar a estos casos extremos, es un hecho conocido por la “psicología popular” que las mujeres se sienten atraídas por los chicos malos. También podemos decir que esto es un mito, pero si miras en Google o preguntas a tus amigas verás que muchas de ellas sí refieren sentir atracción por los chicos “peligrosos”. Así que no creo que podamos responder la pregunta que hemos planteado afirmando que algunas mujeres con problemas tienen una tecla psicológica que el resto de las mujeres no tienen. Mi impresión es que esta tecla de la atracción por los malotes la tienen todas las mujeres, aunque lógicamente se trata de una dimensión y unas están más en un extremo de la línea que otras.

También nos podemos preguntar si a los hombres les ocurre lo mismo, si los hombres se sienten atraídos por las mujeres de conducta peligrosa. Creo que no. Evidentemente hay hombres que se sienten atraídos por mujeres “difíciles” o “peligrosas” también, pero opino (es una opinión y como tal hay que tomarla) que la atracción que sienten por ellas es principalmente física, y que toleran sus conductas desviadas por la atracción sexual que sienten por ellas. Lo interesante del fenómeno que estamos tratando es que -aunque existe una atracción física de las mujeres por los malotes-, existe también una atracción puramente comportamental, es decir, por rasgos de conducta y de carácter (insisto en que estoy dando mi punto de vista, y algunos podéis argumentar que la atracción de los hombres por las mujeres peligrosas también es por rasgos de personalidad y no puramente físicos).

Concedido que existe el fenómeno, vamos a ver las explicaciones que se han propuesto. Mirando por algunos foros he encontrado cosas como estas:
- que las chicas les quieren cambiar y convertir en chicos buenos
- que se les ve muy seguros de sí mismos y dan la sensación de que pueden proteger a la mujer de un peligro. Transmiten seguridad, rebeldía y misterio. Dan impresión de competencia.
- que tienen un halo de inaccesibilidad y eso hace que su conquista suponga un reto
- que la atracción por los malotes es cosa de quinceañeras y adolescentes y a las mujeres más maduras se les cura.
- que esto sólo le ocurre a chicas inseguras y con poca autoestima
- que son almas libres, sin miedo y eso augura que puede llevarles lejos, a la meta de conseguir estatus, recursos.

Creo que la Psicología Evolucionista nos puede ayudar a enmarcar algunas de estas intuiciones de la psicología popular y a entender, por lo menos parcialmente, lo que está ocurriendo en la mente de estas mujeres. La explicación que voy a proponer coincide con algunas de las cosas que se comentan en los foros. La Psicología Evolucionista ha estudiado bastante el tema de las estrategias y preferencias sexuales de hombres y mujeres a partir de teorías como la de la Inversión Parental de Trivers. En estos estudios aparece una constante, una idea que se repite en muchos autores, y es que las mujeres necesitan dos cosas de los hombres: los mejores genes posibles, y que ayuden en la crianza de los hijos. Estas dos cosas son incompatibles hasta cierto punto y sólo confluyen en el príncipe azul, algo muy difícil de encontrar. Si la mujer escoge un hombre muy testosterónico y atractivo físicamente este hombre probablemente no se va a quedar en casa a colaborar, entre otras cosas porque las mujeres se lo van a rifar y va a tenerlo muy fácil irse con otras. Hay muchos estudios en esta línea,  como los que encuentran una atracción por hombres más masculinos en periodos fértiles del ciclo menstrual y por hombres más “femeninos” en períodos no fértiles. En inglés llaman “dads” y “cads”  a estos dos tipos de hombres. Los cads serían los que nosotros estamos llamando malotes. 

Es decir, la atracción por los malotes es la atracción por los buenos genes. ¿Buenos genes asesinos como los citados? Lo que estoy planteando es que la mujer está respondiendo a unas claves que ancestralmente indicaban buenos genes, aunque ahora indiquen que te vas a ir a la cárcel. Las claves a las que la mujer está respondiendo serían claves de dominancia. Me explico. Hay muchos estudios donde se ha encontrado que los buenos cazadores y los buenos guerreros tienen más éxito reproductivo que los que no lo son tanto. Estos guerreros y cazadores tienen que correr más que sus presas o víctimas, tienen que saber encontrarlas, enfrentarse a ellas y darles muerte. Tener un hombre de estos como pareja puede significar que tu prole va a tener recursos y más probabilidades de supervivencia. El individuo que es capaz de hacer su voluntad, de imponerse a los demás (incluso matando) indica que es un hombre superior que probablemente va a subir en el escalafón, va a ser un líder o jefe, y por lo tanto un buen partido. Los individuos que he mencionado al principio (Carcaño y Manson) eran jefecillos de un grupete (el primero) o líderes de un grupo más amplio (el segundo). Ahora acaban en la cárcel, pero tenemos un sistema legal decente (concededme que tenemos un sistema legal decente a los efectos de mi argumentación :)), desde hace cuatro días, hablando en tiempo evolucionista. Lo que estoy planteando es que lo mismo que respondemos a las grasas y el azúcar con un gran apetito por ellas porque en tiempos ancestrales indicaban calorías y algo deseable, las mujeres pueden estar respondiendo erróneamente a unas claves que en tiempos ancestrales sí podían indicar buenos genes. 

Resumiendo, la atracción por hombres peligrosos incluso en casos extremos se explicaría por la tecla que tienen las mujeres de buscar buenos genes en su pareja. Las claves para detectar esos buenos genes son dobles: el aspecto físico y la conducta de esa posible pareja. Una conducta agresiva y dominante, puede haber indicado buenos genes en tiempos remotos. Sin embargo, no hay mucha literatura que haya tratado este tema directamente. Los únicos estudios que he encontrado al respecto son los que hablan de que las mujeres encuentran atractivos a los hombres que puntúan alto en la llamada Triada Oscura (psicopatía, narcisismo y maquiavelismo). También hay estudios que encuentran que las mujeres se ven atraídas por rasgos de orgullo, seguridad y poder. Pero , en conjunto, la visión evolucionista nos pone en camino de entender esa zona oscura de la psicología femenina muy difícil de entender de otra manera. 


@pitiklinov

Gracias a Xavi Alonso por sus comentarios sobre este tema

Referencia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada