viernes, 17 de julio de 2020

Ocho razones por las que la violencia de pareja no es violencia de género



La Teoría feminista de la violencia de pareja

La teoría feminista de la violencia de pareja plantea que se trata de un problema de género. En esta entrada voy a criticar esta teoría y voy a intentar argumentar que los hechos la contradicen. Pero lo primero que hay que hacer es describir la teoría feminista de la violencia de pareja que voy a combatir porque quizás muchas personas no conocen con detalle lo que dice realmente esta teoría.

La teoría feminista mantiene que la violencia de pareja de los hombres contra las mujeres surge de valores patriarcales que motivan que los hombres busquen controlar la conducta de las mujeres, usando la violencia si fuera necesario. Desde esta perspectiva, el patriarcado es visto como causa directa de la violencia de pareja más que como un factor que interactúa con otras causas. Cuando se habla de la teoría feminista la primera referencia que se suele citar es el libro de 1979 de Dobash y Dobash Violence Against Wives. Rebecca y Russell Dobash, a los que podemos considerar los popes de esta teoría, dicen ahí: “Los hombres que asaltan a sus mujeres están en realidad cumpliendo con unas prescripciones culturales muy queridas en la sociedad occidental -agresividad, dominancia masculina y subordinación femenina- y usan la fuerza física como un medio de imponer esa dominancia”. 

Merece la pena señalar que el poder masculino no se sitúa en el poder físico o la agresión sino en las instituciones, las estructuras y la ideología del capitalismo. La violencia es producida socialmente y culturalmente legitimada (No queda claro entonces cómo puede hacerse responsable a un hombre individual de su violencia cuando la culpa la tiene el Patriarcado…). La violencia de pareja no es una expresión natural de impulsos biológicos o de características innatas masculinas, sino que es una conducta construida y aprendida y recompensada socialmente. El origen de la teoría tiene unas raíces neo-marxistas según las cuales se contempla a los hombres (el equivalente a los burgueses) como los opresores y detentadores del poder y a las mujeres (el proletariado) como las oprimidas, pero no entraré en más detalles. Baste decir que la solución última a esta violencia, por tanto, es un cambio social y cultural radical: desmontar las estructuras patriarcales.

Este paradigma implica varias suposiciones sobre esta violencia:

- La violencia de pareja sólo la perpetran los hombres y cuando la perpetran las mujeres, si es que la perpetran, es siempre defensiva y reactiva.
  • La sociedad en su conjunto apoya las actitudes violentas de los hombres contra las mujeres
  • La violencia de pareja de los hombres contra las mujeres no tiene nada que ver con el resto de las violencias familiares, ni de otros delitos o crímenes, y por tanto debe ser estudiada al margen del resto de las agresiones y violencias humanas.
  • el foco están las características sociales y culturales y no en características o patologías individuales como trastornos mentales, alcohol, pobreza, experiencias infantiles, estrés, ira, etc. Tampoco tiene nada que ver con disfuncionalidades, conflictos o problemas dentro de la pareja ni de la familia. Por ello, el “tratamiento” propuesto para esta violencia (pongo lo de tratamiento entre comillas porque por supuesto el enfoque no es terapéutico) es educativo y en su modelo de abordaje, el llamado modelo Duluth, las intervenciones son psicoeducativas  y se trabaja primordialmente con grupos de hombres. En estos grupos se educa a los hombres para que entiendan que su conducta agresiva está causada por sus creencias de género hacia las mujeres. No sorprende que no haya evidencia de que este modelo funcione.


En el resto del artículo me voy a referir a la teoría feminista como la que propone que la causa es el Patriarcado/machismo para mayor brevedad. Paso a desgranar una serie de razones que sustentan que la teoría feminista de la violencia de pareja no está apoyada por los datos.

1- Una cosa muy rara no se puede explicar con una cosa muy frecuente.

Según la teoría feminista, como hemos visto, la diferencias de poder entre hombres y mujeres son estructurales y ubicuas. Es decir, todos somos machistas y todos vivimos bajo la influencia del Patriarcado. La pregunta entonces es evidente: ¿Por qué sólo una minoría de hombres maltrata a sus mujeres? Aún aceptando cifras como las de la OMS, que hablan de que un 30% de las mujeres son víctimas de violencia de pareja, resulta que 2/3 de los hombres no maltratarían a sus parejas. Esto supone un problema para una teoría determinista ambiental o social como es la teoría feminista de género. Tampoco puede explicar la teoría feminista la desistencia, el hecho de que las personas -y los hombres en concreto- puedan dejar de usar la violencia en la misma relación o en otra diferente (Walker y cols, 2013).

Cuando alguien señala que en la violencia de pareja intervienen otros factores  como los trastornos mentales o el alcohol, muchos partidarios de la teoría feminista responden que la mayoría de personas con un trastorno mental no maltratan a sus parejas ni la mayoría de los bebedores. Pero no se dan cuenta de que este mismo argumento se aplica a su teoría: la mayoría de los “machistas” no maltratan a sus parejas ¿Cómo se sustraen esos hombres a unas estructuras tan poderosas? ¿Cómo lo explican? Pues no pueden explicarlo. Los popes de la teoría feminista, Rebecca y Russell Dobash (2001), llegan a reconocer este problema:

“…es importante señalar que no todos los hombres usan la violencia para dominar a sus parejas mujeres, y hay una considerable variación en las tasas de maltrato a la mujer dentro del mismo país y entre países. Estas variaciones suponen un desafío no sólo para entender el “por qué”, “cuándo” y “cómo” algunos hombres usan la violencia contra su pareja mujer mientras otros no, sino que también desafían nuestro entendimiento de las variaciones que existen entre aquellos que están situados en un lugar diferente dentro de la misma sociedad así como en la multitud de diferentes sociedades en el mundo y, por supuesto, los diferentes momentos históricos en el tiempo. 

El desafío para ofrecer una explicación más completa incorporará necesariamente factores socio-culturales, individuales y situacionales más que centrarse de forma estrecha en un solo aspecto de este problema de amplia base”.

De manera que Dobash y Dobash reconocen con la boca pequeña que no pueden explicar con el machismo la violencia de pareja y que son necesarios otros factores a nivel individual y situacional, algo con lo cual la mayoría de los expertos están de acuerdo: que la explicación de la violencia de pareja es multifactorial. Pero normalmente los partidarios de la teoría feminista dicen esto mismo si se ven muy acorralados pero inmediatamente lo dejan de lado y vuelven a centrarse en un único factor, el Patriarcado/machismo.

Precisamente sobre esto trata el segundo punto que quería comentar pero antes es interesante mencionar en este apartado la paradoja nórdica con estudios como éste: “Nuestros resultados muestran que la mayor prevalencia de violencia de pareja física y sexual contra la mujer en Suecia que en España refleja diferencias reales y no es resultado de un sesgo de medida, apoyando la idea de la ‘Paradoja Nórdica’”. Es decir, la violencia de pareja es más frecuente en Suecia que en España a pesar de una mayor igualdad de género en Suecia. Este hallazgo es contrario a lo que predice la teoría feminista de la violencia de pareja.

2- Las conductas humanas son complejas y no suelen tener una causa única


Si queremos explicar cualquier conducta humana, sea el terrorismo, el suicidio o el homicidio es muy difícil que podamos explicarlo con un único factor o causa. A nadie se le ocurriría explicar, por ejemplo, el llamado terrorismo islámico con la religión musulmana. Hay millones de musulmanes en todo el mundo que no son terroristas. Es probable que las creencias religiosas sean un factor que interviene en la violencia ejercida por los terroristas suicidas, pero es evidente que hay que tener en cuenta factores políticos, económicos, sociales y también psicológicos individuales.

Si queremos explicar el suicidio, tampoco podemos recurrir a un sólo factor. Un factor de riesgo claramente implicado son las enfermedades mentales pero basta señalar que sólo el 5% de las personas con depresión o el 10% de las personas con trastornos límite de la personalidad se suicidan para darnos cuenta de que tiene que haber más factores que la enfermedad mental. Es decir, la mayoría de las personas con enfermedad mental no se suicidan. Si hablamos de factores económicos ocurre lo mismo: la mayoría de las personas que se quedan en paro no se suicidan. Si hablamos de factores emocionales otro tanto: la mayoría de personas que sufren una ruptura sentimental o un divorcio no se suicidan…

¿Y tenemos que aceptar que la causa de la violencia de pareja es sólo el Patriarcado/machismo? Pues esto va en contra del funcionamiento de la mente humana que he explicado en los párrafos anteriores. Como traté en la entrada No todo es machismo, la mayoría de expertos se inclina actualmente por modelos ecológicos y multifactoriales para explicar la violencia en general y también la violencia de pareja. La propia OMS ofrece un listado de factores asociados a una mayor probabilidad de que los hombres cometan violencia contra sus parejas que incluye factores individuales, de la relación y también comunitarios o sociales.

La literatura especializada no habla de causas, habla generalmente de factores de riesgo, es decir, factores que correlacionan o se asocian a la violencia de pareja. Por ejemplo, Schumacher y cols.(2001) revisa estudios de violencia de pareja perpetrada sólo por hombres y encuentra factores de riesgo moderados a fuertes (r mayor o igual a 0,30) como bajo nivel socioeconómico, bajo nivel educativo, experiencia de maltrato en la infancia, ira/hostilidad, depresión y abuso de alcohol y otras drogas. Stith y cols.(2004) encuentran factores moderados a fuertes asociados a perpetración por hombres (r igual o mayor a 0,20) como historia de perpetración de abuso físico (r=0,24), insatisfacción matrimonial (r=0,30), abuso de alcohol(r=0,24), abuso de drogas (r=0,31), actitudes que aprueban la violencia (r=0,30), ideología tradicional con respecto a los roles de sexo (r=0,30), ira/hostilidad (r=0,26) y depresión (r=0,23). Se encontró un tamaño de efecto grande (r=0,41) para que la mujer sufriera victimización cuando ella era violenta contra su pareja (no analizan las razones de esta violencia), hallazgo encontrado en muchos otros estudios.

También existen estudios prospectivos en los que hay un seguimiento a largo plazo y en este caso se habla de factores predictores de la violencia de pareja porque identificamos en la infancia o adolescencia factores que luego se van a asociar a violencia de pareja en la edad adulta. Diversos estudios revisados por Costa y cols (2015) encuentran predictores como experiencias de maltrato infantil (individuos que sufrieron maltrato o negligencia antes de los 12 años tuvieron mayor probabilidad de perpetrar violencia física veinte años después), presenciar violencia parental, asociarse a amigos agresivos en la adolescencia, consumo de alcohol y drogas en la adolecencia, conducta antisocial temprana, en la infancia o adolescencia (según algunos estudios, este sería el factor de riesgo más importante, y mucho peor cuando, por emparejamiento selectivo, los dos miembros de la pareja tienen rasgos antisociales). 

En muchos de estos estudios prospectivos, como el Dunedin, se ha estudiado la violencia de pareja perpetrada tanto por hombres como por mujeres y se encuentran muy pocas diferencias en los factores predictores entre hombres y mujeres, tanto para perpetración como victimización. En esta misma revisión de Costa podéis ver que existe una alta correlación entre perpetración y victimización de violencia de pareja (p.ej, Ferguson y cols: r=0,81), es decir, que ambos miembros de la pareja son perpetradores y víctimas. 

De todos modos, conviene destacar una cosa. Que un factor ocurra antes (por ejemplo, consumo de drogas en la adolescencia) y sea capaz de predecir una violencia de pareja que ocurrirá años después, no quiere decir que ese factor sea la “causa” o una de las “causas”. Podría haber detrás un factor que explicara tanto el consumo de drogas como la violencia personal posterior. Por ejemplo y sólo como hipótesis, ese factor podría ser una personalidad psicopática. Pero sí es importante identificar estos factores porque nos permiten intervenir de forma preventiva. Si tratamos ese consumo de drogas de forma temprana podemos disminuir las probabilidades de conducta agresiva posterior.


3- Las mujeres también perpetran violencia de pareja.

Esto es algo que se sabe desde los años 70. Erin Pizzey, la fundadora del primer refugio para mujeres maltratadas del mundo, en 1971, siempre ha contado que de las 100 primeras mujeres que atendió 62 eran tanto o más violentas que los hombres que dejaron atrás. Ella misma fue maltratada por su madre (ambos padres eran violentos) y sabe que las mujeres también pueden ser violentas. Por decir esto fue amenazada de muerte y difamada.

Como he contado en otros sitios, a medida que se fue estudiando la violencia de pareja se observó que tanto la violencia entre novios como la violencia en el matrimonio es fundamentalmente bilateral. En concreto, en las relaciones de novios (dating violence) está ampliamente replicado que las mujeres agreden con igual o incluso mayor frecuencia que los hombres. Este es un estudio de 250 parejas que esperan su primer hijo en Australia y también perpetran más violencia las mujeres. 

Para los que no conozcan la literatura esto les puede parecer extraño pero los estudios son literalmente cientos. Esta bibliografía anotada describe 343 investigaciones (270 estudios empíricos y 73 revisiones) que demuestran que las mujeres son tan agresivas físicamente como los hombres (o más) en sus relaciones con esposos o parejas del otro sexo. La muestra total es de 440.850 personas. Y aquí cito un estudio muy reciente que una vez más lo confirma. Hay que señalar que los estudios también encuentran de forma consistente que las mujeres resultan heridas con mayor frecuencia. En este estudio en 6 ciudades europeas, hombres y mujeres presentaron una prevalencia equivalente de victimización y de perpetración, excepto para la coerción sexual, que fue perpetrada por hombres con mayor frecuencia (hallazgo que se encuentra también en otros estudios). El patrón de violencia predominante fue el de violencia bidireccional o recíproca (hallazgo que también se ha encontrado en muchos otros estudios, incluidas parejas LGBT). Dicen los autores en el abstract: “Los resultados apoyan la necesidad de considerar a hombres y mujeres tanto como víctimas potenciales como perpetradores al abordar la violencia de pareja.” Este es un estudio en parejas madrileñas que lo replica.

La respuesta de la teoría feminista a estos datos ha sido intentar explicar esta violencia femenina como debida a autodefensa. Esto sencillamente no se sostiene por diversas razones:

  • se han hecho estudios sobre las razones o la motivación por la que las mujeres y hombres usan la violencia en las relaciones de pareja y, básicamente no hay diferencia en estos motivos. Las propias mujeres no incluyen la autodefensa entre las razones principales de su conducta agresiva, sino otras motivaciones como los celos, la ira, el querer que le hagan caso, impedir que el otro miembro de la pareja haga algo o conseguir que lo haga, etc. 
  • Muchos estudios de diferentes tipos de muestras encuentran que al menos en un cuarto de las relaciones violentas las mujeres son las únicas perpetradoras (ver referencias aquí).
  • Diversos estudios encuentran que las mujeres inician la violencia con más frecuencia que los hombres (Straus, 2004; Capaldi y cols. 2007; Ferguson y cols. 2005; O´Leary y Slep 2006;)
  • Por otro lado, la autodefensa es aducida por hombres y mujeres en la misma proporción. Ver también aquí y aquí.
  • Como veremos más adelante, la violencia en parejas de mujeres es tan frecuente como en parejas heterosexuales y aquí, evidentemente, no se puede argumentar que la violencia de la mujer es una respuesta a la del hombre.
  • Por último, hay estudios longitudinales, como el Dunedin citado antes, donde se ve que tanto la violencia de los hombres como la de las mujeres se puede predecir a partir de factores de riesgo presentes en la infancia y la adolescencia. Este es el tema de un libro clásico de Moffitt y cols, Sex Differences in antisocial behavior, del que hablé en esta entrada. Ver más referencias a los puntos anteriores aquí, Controversies in Partner Violence y aquí

La existencia de esta violencia de las mujeres hacia los hombres es un desafío a la teoría feminista al que no han podido responder y que, por lo tanto, tiende a ocultarse.


4- No es cierto que la sociedad apruebe la violencia contra las mujeres.

Estamos todos de acuerdo en que si una persona o un colectivo alberga actitudes sexistas por las que se considera a las mujeres inferiores o apoyan que está bien pegar a las mujeres en el curso de las relaciones esto es un factor de riesgo para la violencia de pareja (este metaanálisis confirma que es un factor de riesgo junto con otros muchos ). Lo que creo que no es cierto es que nuestra sociedad (y la mayoría de sociedades occidentales) sea una sociedad que fomenta o apoya que las mujeres son inferiores y que está bien usar la violencia contra ellas. No niego que puede haber personas o subgrupos en los que estas actitudes sean prevalentes, pero no es la postura de la sociedad en general.

Primero, hay encuestas de población sobre estas actitudes. Por ejemplo, en este estudio de Simon de 2001 el porcentaje de participantes que aprueban que un hombre pegue a una mujer, si ella no ha pegado primero es muy bajo (1-3%). Si ella ha pegado primero sube al 8-11,3%.  Lo que también se encuentra es que tanto hombres como mujeres toleran más que una mujer pegue a un hombre que un hombre pegue a una mujer. Si no hay provocación previa se acepta que una  mujer pegue a un hombre en el 3-6,5% y si el hombre la ha pegado primero la aceptación sube al 31-36%. En estudios de percepción social de la violencia de género en España el 92% considera inaceptable la violencia de género y sólo un 2% lo considera aceptable en algunas circunstancias, En cuanto al maltrato físico y sexual son rechazados prácticamente por el 98% de la población. Según esta encuesta, la inmensa mayoría de las personas en España considera totalmente inaceptable la violencia de género.

Segundo, diversos autores, como Felson,  han defendido que lo que en realidad existe es una norma de protección de las mujeres, una especie de código de caballería que favorece la protección y que castiga  y condena la violencia de los hombres contra las mujeres. Hay evidencia que apoya que los hombres aprenden desde una edad temprana que es socialmente inaceptable pegar a las mujeres (Archer 2009, Felson 2000, Felson 2010)

Tercero, existen experimentos que tampoco son determinantes pero son ilustrativos, como videos en los que una pareja escenifica una pelea en la que uno de ellos agrede al otro para ver la reacción del público. Tanto hombres como mujeres protegen más a las mujeres y no sólo eso sino que la violencia de la mujer contra el hombres es contemplada de una forma divertida

Cuarto, se han realizado decenas de experimentos, mucho más serios que los de los videos comentados anteriormente, en los que a los participantes se les dice por ejemplo que son jurados en un juicio y se les ponen viñetas con escenas de violencia de pareja exactamente iguales pero en las que se  cambian los protagonistas. En unos casos es un hombre el que agrede a una mujer, en otros al revés y en otros estudios también hay escenas de violencia en parejas homosexuales. Los resultados son siempre los mismos: invariablemente las personas consideran como más negativa la violencia cometida por un hombre contra una mujer, la más grave, la más necesitada de intervención, la que más denunciarían, la que  merecería una condena legal más fuerte, y como el delito más grave en general. Ver por ejemplo este estudio, o éste o éste, o éste. Otro más reciente todavía aquí. Otros tres más.

Quinto, también hay estudios, como éste, que sugieren que "los hombres inhiben su agresión hacia sus parejas mujeres no porque son sus parejas sino porque son mujeres. Indica también que las mujeres aumentan su agresión hacia sus parejas no porque sean hombres sino porque son sus parejas”.


Por último, otro estudio en la misma línea. Tania Reynolds y cols. en varios estudios encuentran un sesgo de género en el campo moral: las mujeres son catalogadas más fácilmente como víctimas y los hombres como perpetradores, incluso  cuando las transgresiones son idénticas. Los participantes desearon castigos más fuertes para los perpetradores hombres que para las perpetradoras mujeres y también sintieron más afecto hacia las víctimas femeninas que hacia las víctimas masculinas.

Todos los resultados comentados en este apartado chocan frontalmente con la teoría feminista de la violencia de pareja que dice que la sociedad promueve y apoya la violencia contra la mujer.


5- La frecuencia de violencia de pareja en parejas homosexuales es igual o mayor que en parejas heterosexuales

De esto he hablado en varias ocasiones. Voy a volver a argumentarlo apoyándome en un estudio reciente. Este artículo analiza todas las denuncias a la policía por violencia de pareja en Canadá entre 2007-2011(346.565): el 4% (redondeando) se dan en parejas del mismo sexo (3,48%), 1,97% en parejas hombre-hombre y 1,51% en parejas mujer-mujer. Este porcentaje se corresponde aproximadamente con el de la población en Canadá que se considera homosexual/bisexual pero hay que tener en cuenta que esta cifra de denuncias en parejas homosexuales es una subestimación ya que la policía de Canadá no sabe si es una pareja del mismo sexo (si no pregunta o la pareja no se identifica) y con frecuencia asume que es un incidente entre amigos/as o compañeros/as de piso.

No se sabe cuántas parejas homosexuales había en Canadá en esos años pero vamos a hacer -para los efectos de la argumentación que voy a desarrollar a continuación-  la estimación razonable de que fueran un 5%. Lo que estos datos nos dicen es que el porcentaje de violencia de pareja en parejas homosexuales (medido por las denuncias presentadas) es proporcional al número de parejas homosexuales. Es decir, que si las parejas homosexuales fueran el 95% de la población, una mayoría de las denuncias se darían en parejas homosexuales y las denuncias en parejas heterosexuales serían el 5%. Todo esto sin haber cambiado las estructuras patriarcales en absoluto. 

Voy a repetir este punto porque me parece esencial: si la mayoría de la población fuera homosexual, la mayor parte de la violencia de pareja ocurriría en parejas homosexuales. Si la orientación sexual de la población cambiara, la violencia de pareja no se daría, como ocurre ahora, de forma  primordial entre hombres y mujeres sino entre hombres y hombres y entre mujeres y mujeres. La conclusión más lógica que podemos sacar de este dato es que la violencia de pareja es violencia de pareja, la gente tiene problemas y conflictos con su pareja y algunas personas (con factores de riesgo como trastornos de personalidad, problemas mentales, consumo de alcohol y otras sustancias, determinadas experiencias infantiles, etc) recurrirán a la violencia para conseguir sus intereses. Si yo soy un varón heterosexual tendré problemas y conflictos con mi cónyuge mujer; si soy un hombre homosexual, tendré problemas y conflictos con mi cónyuge gai. Esta realidad es jaque mate para la teoría feminista, no es el género: la violencia ocurre en proporción similar en parejas formadas por personas de cualquier sexo, identidad y orientación sexual.


6- Las Motivaciones de todas las violencias de pareja son esencialmente las mismas

Detallo, por ejemplo, este metaanálisis de 580 estudios que  compara 60 marcadores de riesgo de violencia de pareja (VP) en hombres y mujeres: sólo 3 de los 60 marcadores difieren de forma significativa entre hombres y mujeres. Estas 3 diferencias son:
  • Consumo de alcohol: los problemas de alcohol se relacionan más con la violencia masculina de lo que el consumo de alcohol se relaciona con la violencia femenina.
  • Presenciar violencia de pareja o sufrir maltrato en la infancia se asocia más a violencia masculina. Es decir, los hombres que crecen en hogares violentos fueron más violentos hacia sus parejas que las mujeres que crecen en hogares violentos.
  • El patrón de relación en parejas de “demanda/retirada” es un patrón perjudicial en el que un miembro de la pareja culpa y presiona y el otro se retira. El patrón en el que el hombre demanda y la mujer se retira se asocia más a perpetración de VP por los hombres que al revés.

Los autores dicen también:

“Nuestros resultados sugieren que hay más semejanzas entre hombres y mujeres que diferencias en los marcadores de riesgo para la perpetración de violencia de pareja”.

“Investigación previa que enmarca la perpetración de VP como un medio de dominio y control sugeriría que el poder y el control sería un factor de riesgo para la perpetración de violencia de los hombres. Nosotros no encontramos eso”.

“Investigación que ve la perpetración de VP de las mujeres como auto-defensa podría hacer sospechar que la victimización previa sería un marcador de riesgo más significativo para la perpetración femenina. Nosotros tampoco encontramos eso.”

“Esto sugiere que es importante ir más allá de la noción de que los hombres perpetran violencia como medio de control de la pareja y las mujeres como autodefensa. La perpetración de VP es compleja y puede asociarse a muchos marcadores de riesgo en hombres y mujeres”.

Podemos comentar otras referencias como la revisión de la literatura de Langhinrichsen-Rohling y McCullars, de 2012 donde las motivaciones para la violencia son similares en hombres  mujeres: venganza por un agravio previo de la pareja, estrés, celos, ira, atraer la atención de la pareja…Las motivaciones de autodefensa son referidas tanto por hombres como mujeres. La de O´Leary y cols 2007, Elmquist y cols, 2014, o este de Bates y cols. que también encuentra que las motivaciones son similares. Igual en jóvenes adolescentes.


7-La Teoría feminista implicaría un funcionamiento absurdo de la mente humana.

Este es un factor que como psiquiatra me rechina mucho pero que a las personas que no sepan algo de psicopatología les puede resultar más difícil de apreciar. Lo voy a intentar explicar con un ejemplo. Es relativamente frecuente encontrar mujeres jóvenes con diagnóstico de Trastorno Borderline de personalidad que maltratan a su parejas, algunas con agresiones realmente graves. El Trastorno Borderline, entre otras cosas, se caracteriza por impulsividad, mal uso o abuso de drogas, inestabilidad emocional y en las relaciones y déficit de auto-control. Pues bien, si estas mujeres fueran hombres, según la teoría feminista, sus conductas violentas se deberían al patriarcado y no a su psicopatología. Por arte de magia, la psicopatología dejaría de actuar sobre el cerebro masculino. De la misma manera, si una paciente con esquizofrenia o con una depresión se comporta violentamente contra su marido, su madre o su hija, la explicación de esa conducta violenta sería su psicopatología. Si en vez de ser una mujer eso mismo lo hace un hombre, entonces la explicación de su conducta es el Patriarcado/machismo. Evidentemente esto es absurdo y contrario a todo lo que sabemos sobre el funcionamiento de la mente humana.

Vamos a darle una vuelta más. Imaginemos un hombre con un trastorno borderline de personalidad que sea bisexual y violento con parejas de ambos sexos. Se daría la prodigiosa situación de que cuando este hombre es violento con una mujer, su conducta no se debería a factores psicológicos o psicopatológicos individuales sino que actuaría en “nombre de los hombres”, de esa estructura patriarcal y no a título individual. Si hace lo mismo en una relación con un hombre entonces esa conducta sí se explicaría por su psicología o psicopatología personal. Asombroso.

La explicación más lógica para estos casos y para la conducta violenta en general sería una explicación multifactorial, como ya he repetido, pero enseguida vamos a ver el problema que -a nivel político- tiene para la teoría feminista admitir que el Patriarcado/machismo es sólo un factor más entre los muchos que actúan e interaccionan para contribuir a la violencia de pareja, factor que, en muchos casos, puede estar ausente o ser menos importante que otros.

Lo que intento transmitir en este punto es que eliminar de la explicación de cualquier conducta humana -en este caso la violencia de pareja- el nivel del individuo, el nivel de la psicología y la psicopatología individual, es un disparate desde el punto de vista lógico y psicológico.


8-La Violencia de Pareja más frecuente no es de género.

Cuando la violencia de pareja emergió como un problema grave en nuestra sociedad a mediados de los años 70, gracias a las activistas feministas, la violencia que estas activistas observaron en los refugios que organizaron para atender a las mujeres víctimas de esta violencia era una violencia caracterizada por unos patrones de abuso físico y emocional muy graves. Sin embargo, como conté en esta entrada, un creciente cuerpo de investigación y de datos han demostrado que la violencia de pareja no es un fenómeno único sino que se pueden diferenciar varios tipos de violencia de pareja  con sus respectivas dinámicas, contextos y consecuencias. No está admitido por todos -investigadores como Deborah Capaldi defienden que se trata más de un continuo- pero entre algunos científicos sociales no se considera ya aceptable ni ética ni científicamente hablar de violencia de pareja sin especificar el tipo de violencia a la que uno se está refiriendo. Esto también tiene importantes consecuencias de cara al tratamiento, medidas legales, etc., como conté en la entrada.

Una clasificación que ha ganado aceptación e influencia es la de Michael P. Johnson que vuelvo a resumir brevemente aquí y que puedes leer en su fuente original en este artículo

Johnson menciona en este artículo cinco tipos de violencia, aunque trata sólo cuatro tipos principales. Y de estos cuatro tipos, los que más atención han despertado -porque coinciden también con tipos descritos en otras clasificaciones- son las dos primeras. Los 5 tipos de violencia serían los siguientes:

1-Violencia Coercitiva de Control (Coercive Controlling Violence).

A esta violencia Johnson la llamó primero Terrorismo Patriarcal pero luego la denominó Terrorismo Intimo al reconocer que no todo el control coercitivo se basa en estructuras y actitudes patriarcales y que no es una violencia perpetrada exclusivamente por hombres. Pero en un congreso en 2007 algunos participantes plantearon su reticencia a utilizar el término “terrorismo” en los tribunales y por eso Johnson acabó adoptando Violencia Coercitiva de Control. 

Este tipo de violencia es el que la mayoría de la gente tiene en la cabeza cuando piensa en la violencia de pareja: una violencia unidireccional que es usada para mantener el poder y controlar a la pareja. Las conductas incluyen humillación, maltrato psicológico, violencia física, amenazas, vigilancia y control, control económico, etc. Aunque primero planteó que esta violencia era exclusiva de los hombres sobre las mujeres, Johnson reconoce que no hay que ignorar la Violencia Coercitiva de Control perpetrada por las mujeres y también ha sido identificada este tipo de violencia en parejas del mismo sexo, empezando por el trabajo seminal de Renzetti de 1992 en lesbianas. 

2- Violencia de Pareja Situacional (Situational Couple Violence).

Este tipo de violencia de pareja, que es el más frecuente en la población general y por eso la llamó primero Violencia de Pareja Común, identifica un tipo de violencia de pareja que no se basa en dinámicas de control y de poder y que es perpetrada por hombres y mujeres. Se trata de una violencia con diferentes causas y consecuencias que la Violencia Coercitiva ya que se debería a situaciones conflictivas o discusiones entre los miembros de la pareja que escalan y llegan a violencia física. Aunque puede tener graves consecuencias, normalmente se trata de una violencia menor (empujar, agarrar, insultos, gritos…) sin un patrón crónico de control. En estudios representativos de la población general se observa que hombres y mujeres inician esta violencia con una frecuencia similar. Es también la violencia más frecuente en novios (dating violence), un subgrupo (el de los jóvenes) en el que la violencia de pareja es más frecuente que en adultos y en el que la mayoría de estudios encuentran que las mujeres la utilizan con más frecuencia que los hombres. 

3- Resistencia Violenta (Violent Resistance)

Este tipo de violencia de pareja sería la otra cara de la moneda de la Violencia Coercitiva. Es decir, es la que usarían las víctimas de la Violencia Coercitiva contra sus abusadores. También puede ser perpetrada por ambos sexos pero Johnson habla más de la violencia de las mujeres contra abusadores varones.

4- Violencia Instigada por la Separación (Separation-Instigated Violence)

Este tipo de violencia, que puede ser perpetrada tanto por hombres como por mujeres, se caracteriza por actos de violencia inesperados y no característicos del miembro de la pareja que los perpetra porque no existe una historia de violencia de pareja previa. Se produce en separaciones o divorcios que resultan traumáticos para la persona. La decisión de la pareja de dejar la relación da lugar a rabia, humillación, sentimientos de abandono, etc. Si la persona tiene un perfil de personalidad de tipo borderline/disfórico estas emociones pueden escalar a violencia.

5- Violencia de Control Mutua (Mutual Violent Control)

Johnson menciona esta violencia en la introducción del artículo que comentamos pero la deja de lado y no la aborda porque se sabe muy poco sobre ella, su frecuencia y sus características.

Con respecto a la frecuencia de estas violencias, los datos son fluctuantes porque dependen del tipo de muestras, de que sean muestras clínicas (refugios, sistema judicial) o de muestras de población general (y éstos que sean encuestas generales o de delincuencia). En estudios de delincuencia en población general , él mismo da la cifra de que el 89% de la violencia es situacional y un 11% coercitiva (Johnson 2006). En otro estudio con Leone (Johnson y Leone 2005) encuentra que un 65% es violencia situacional y un 35% coercitiva. Este estudio canadiense (Laroche 2006) encuentra unas cifras diferentes cuando se trata de una pareja actual o de una relación con una pareja anterior. En el caso de una pareja actual se encuentra 81% de situacional y 19% de coercitiva en hombres y 74% de situacional y 26% de coercitiva en mujeres. En el caso de las anteriores parejas en hombres es un 33% de situacional y 67% de coercitiva en hombres y 21% de situacional y 79% de coercitiva en mujeres. Este otro estudio más reciente, también canadiense (Lysova y cols, 2019) encuentra un 65% de violencia situacional y 35% de coercitiva. Además, los hombres y mujeres son víctimas de violencia coercitiva de forma similar: 35% en hombres y 34% en mujeres. Bates y cols.(2013) encuentran un 10% de terrorismo íntimo (7% de los hombres y 11% de las mujeres)

A donde quiero llegar es a que, -dejando a un lado que diversos estudios demuestran que hombres y mujeres perpetran y sufren grados similares de conductas de control y de violencia de tipo de terrorismo íntimo (Graham-Kevan y Archer, 2009) (Hines y Douglas, 2009) (Hines y Douglas 2010a , 2010b) (Denis Laroche, 2005) (Jasinski y cols, 2014)-  nos encontraríamos con que la violencia de pareja más frecuente en la población se explicaría mejor por inadecuadas capacidades para las relaciones, como la capacidad de resolver conflictos sin recurrir a la violencia, inadecuado manejo de la ira y la frustración, etc. Y en la violencia más grave y menos frecuente intervendrían otros factores como rasgos antisociales y borderline de personalidad, consumo de alcohol y drogas, depresión y suicidalidad, marginación social, psicopatología de diversos grados, actitudes que aprueben la violencia, etc.


¿Estoy haciendo negacionismo de la violencia de género?

No.  Estoy analizando los datos y los argumentos acerca de qué teoría explica mejor la violencia de pareja con el objetivo de aplicar una mejor prevención y tratamiento. Y critico los argumentos de una postura filosófica, psicológica y científica que considero que no está apoyada por los datos y que va contra todo lo que sabemos sobre la psicología humana. Yo no niego ninguna violencia, niego la explicación feminista de la violencia de pareja, considero que no explica los datos. Pero, según nuestros representantes políticos, es muy posible que, efectivamente, esté haciendo “negacionismo” de la violencia de género, sea eso lo que sea. Según la proposición no de ley  presentada por el grupo parlamentario socialista y que ha aprobado el pleno del Congreso de los Diputados, hay gente que “niega la existencia de una violencia específica que se produce contra las mujeres por el mero hecho de serlo”…y que  “este discurso oculta que esta violencia estructural contra las mujeres tiene su origen en la desigualdad y que el machismo apuntala esta violencia.”

Yo me estoy limitando a la violencia de pareja, no entro en otras violencias, y apoyándome en la literatura especializada, creo que los datos no apoyan lo que dice esa proposición no de Ley. Por ejemplo, si leemos este estudio donde se analizan todos los homicidios de pareja cometidos en Suecia entre 1990 y 1999 (164 casos), vemos lo siguiente:

- 36% de los autores sufrían psicosis y 21% otros diagnósticos graves (demencia, retraso mental, TEPT…)
-38%: Trastornos de personalidad, psicopatía el 4%.
-44% de los perpetradores y 37% de las víctimas, están bajo la influencia del alcohol en el momento del crimen
-24% se suicidaron tras el homicidio
-61% de los autores tenían antecedentes penales de algún tipo
-Los autores dicen: "si los que cometieron suicidio se consideran mentalmente trastornados, el 80% de los perpetradores se pueden considerar mentalmente trastornados”…

En fin, parece que hay más cosas que machismo. Pero lo paradójico es que hay muchos datos de que quienes son realmente los negacionistas en el tema de la violencia de pareja son los partidarios de la teoría feminista. Voy a comentar un poco en este sentido un artículo de Murray Straus de 2010: “Treinta años de negar la evidencia de la simetría de género en la violencia de pareja: implicaciones para la prevención y el tratamiento”, en el que Straus acusa de negacionistas a los teóricos feministas por negar las cosas que yo estoy desarrollando en esta entrada. El artículo resume toda la investigación que muestra que la violencia de pareja es con mucha frecuencia mutua y que la autodefensa explica una parte muy pequeña de la violencia de pareja y lo hace en proporción similar en hombres y mujeres

Este artículo de Straus tiene cuatro partes. En la primera resume los más de 200 estudios disponibles entonces en los que se observa una simetría en perpetración de la violencia así como en los factores de riesgo y en los motivos de la violencia marital y de novios. En la segunda parte trata de la simetría en motivos y con respecto a la autodefensa, referencia seis estudios en los que el porcentaje  que se encuentra debido a autodefensa es bajo y se encuentra como motivo tanto en hombres como en mujeres. Pero las motivaciones que más se aducen son la coerción, la ira, castigar la conducta de la pareja por comportarse mal. Por ejemplo, Pearson encuentra que el 90% de las mujeres que agredieron a su pareja lo hicieron porque estaban furiosas, celosas o frustradas y no porque trataran de defenderse a sí mismas, motivos paralelos a los de los hombres.

En la tercera parte, Straus analiza los métodos y las razones de esta negación de los autores feministas de la evidencia presentada. Los métodos, según él, han sido muy variados:

-esconder la evidencia
-evitar obtener evidencia de agresión por mujeres, como hacer estudios en los que sólo se pregunta a los hombres por sus agresiones hacia las mujeres y no se les pregunta a ellas
-seleccionar sólo una parte de la investigación, con determinadas muestras, que apoya sus presupuestos.
-escribir en los artículos unas conclusiones que son contrarias a los datos que hay en el propio artículo (pone algún ejemplo)
-bloquear la publicación de los artículos y autores que presentan evidencia que contradice la teoría feminista.
-No otorgar fondos para estudiar ninguna otra violencia que no sea la de los hombres hacia las mujeres.
-acosar, amenaza y penalizar a los investigadores que han presentado esa evidencia. Es lo que le pasó a Erin Pizzey, de la que hablamos al principio, y al propio Straus o a Susan Steinmetz.

En cuanto a las razones por las que se produce esta negación de todos los datos que contradicen la teoría feminista, Straus da algunas:

1- Estos datos se ven como una amenaza para el feminismo en general. La violencia de pareja es la “joya de la corona” del feminismo. Si se desmonta el Patriarcado/machismo como causa esencial de la violencia de pareja, el feminismo se quedaría sin la pieza más importante de su estrategia de propaganda, el ejemplo más dramático donde se observan los daños del patriarcado sobre las mujeres y que ilustra la necesidad de demoler las estructuras patriarcales. Si el Patriarcado es sólo un factor más, la urgencia de ese objetivo de acabar con él y, por tanto, de la ideología que lo sostiene se hundiría. Se trataría solamente de un objetivo más, a la altura de muchas otros que requerirían una atención y esfuerzos similares. 

2- El miedo a perder recursos, fondos y apoyos para una serie de servicios y organizaciones, no sólo para los que ayudan directamente a mujeres víctimas de violencia, sino para muchos otros servicios que giran alrededor de ellos. 

3- Otro factor tendría que ver con un tema que hemos tocado repetidamente en el blog: el de las creencias socialmente adaptativas, creemos algo no porque sea la verdad sino porque es la ideología de mi grupo. Tener ciertas creencias se convierte en una señal de identidad y de pertenencia política. Una vez que la explicación feminista de la violencia de pareja se politizó, se convirtió en seña de identidad para la izquierda política. Y, como hemos visto en diversas entradas, la gente rechaza la evidencia que contradice sus valores.

Resumiendo, Murray Strauss dice que los teóricos feministas niegan la evidencia desde hace treinta años (que hoy ya son cuarenta), y el Congreso de los diputados dice que los negacionistas son los que no aceptan la teoría feminista. ¿Cómo salimos de esta situación? Bueno, pues está claro: “La cuestión –zanjó Humpty Dumpty– es saber quién es el que manda…, eso es todo.” Está claro quién tiene la sartén del B.O.E. por el mango, así que punto final.



Conclusiones

La conclusión esencial de esta entrada es que el Patriarcado/Machismo no es ni necesario ni suficiente para explicar la violencia de pareja (Dixon y Graham-Kevan 2011). No es necesario porque la violencia de pareja puede ocurrir sin presencia de este factor de riesgo y no es suficiente porque la presencia de este factor de riesgo no se asocia de forma automática a la presencia de violencia de pareja. Los datos existentes sí apoyan que actitudes que aprueban la violencia contra la pareja son un factor de riesgo más entre otros mucho factores que contribuyen a la ocurrencia de violencia de pareja.

Una segunda conclusión sería que la violencia de pareja es de pareja, no de género, ya que ocurre con características similares en todo tipo de parejas, en parejas formadas por personas de cualquier sexo , identidad u orientación sexual.

La tercera y más grave conclusión es que mientras no aceptemos una teoría congruente con los datos científicos, no vamos a poder realizar una  buena prevención y un buen tratamiento de la violencia de pareja. 


@pitiklinov


Referencias

Ya veis que van muchísimas referencias en el texto para los lectores que quieran profundizar en los diversos temas. Para los interesados en una revisión más general de la mayoría de los aspectos tratados en esta entrada os recomendaría empezar por los siguientes:

85 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo una pregunta

¿ Qué teóricas del feminismo plantean así tal cual esos 8 puntos y en qué textos y citas textuales podemos encontrarlas?

Unknown dijo...

Texto sumamente consistente que desde ya agradezco.

El Baron Lagourde dijo...

Gracias.

Edu dijo...

Pablo, solo puedo felicitarte por este excepcional trabajo. Me queda resonando esta pregunta del final del artículo: ¿Cómo salimos de esta situación?

Anónimo dijo...

Muchas gracias Doctor Pablo Malo, realmente es un trabajo para recomendar. Gracias por compartir los conocimientos, Saludos desde Perú.

antonioesquivias dijo...

Lo que yo me pregunto cada vez más es que es el patriarcado. No consigo entender nada que lo explique de modo suficiente. Si que hay desigualdades en la sociedad en favor de los hombres. Pero el patriarcado no es eso. Si que hay justificaciones de la violencia del hombre contra la mujer y una extraña tolerancia que ha durado siglos, que era una cierta prohibición de entrar en el hogar, que lo que ocurría dentro del hogar no se juzgaba, pero esto se extiende también a violencia con los niños (ayer mismo yendo por la calle oí a una mujer que comentaba: "yo mi nieto le pego"), luego eso tampoco es patriarcado como justificación de la violencia contra la mujer por ser mujer, es una justificación de la violencia doméstica en general...
Y la otra pregunta es: cuando surge el patriarcado?, en cuántas culturas existe?, hay culturas que se libren?
Gracias Pablo

Emilio dijo...

Como tantas veces en la historia el David de la razón y la evidencia tienen que pelear contra un Goliat que ahora mismo parece invencible y cada día parece reforzarse más. Como no le asiste ni la razón, ni la evidencia este nuevo Goliat recurre a la fuerza y la imposición negando el debate, negando la deliberación, ganando solo por el número y los convencionalismos.

Gahariet dijo...

"Una segunda conclusión sería que la violencia de pareja es de pareja, no de género, ya que ocurre con características similares en todo tipo de parejas, en parejas formadas por personas de cualquier sexo , identidad u orientación sexual."

Sí, pero como buen científico, conocerá la distribución Gaussiana. Y quienes ocupan la mayoría de casos, la normalidad? Los hombres atacando a mujeres. Es un hecho. No es opinión.

Gahariet dijo...

Otra pregunta: ¿Cuándo fue la última vez que viste en las noticias que una mujer había matado a su marido? ¿Cuántas veces?

Llumeres dijo...

"Otra pregunta: ¿Cuándo fue la última vez que viste en las noticias que una mujer había matado a su marido? ¿Cuántas veces?"

Hace una semana, más o menos...hondureña asesina por la espalda a su pareja ecuatoriana.
La diferencia es el peso del puño, hamije, no las ganas de controlar o de hacer daño...

Gahariet dijo...

Yo veo mujeres asesinadas a manos de sus maridos más a menudo que hace una semana. En este caso que comentas, el marido ya había sido detenido el año pasado por agredirla físicamente, y él la amenazó de muerte momentos antes de ella matarle.

Estadísticamente el número de casos es abrumador: son los hombres quienes agreden mayoritariamente a mujeres e hijos.

Una búsqueda en Google News:
"husband killed by his wife" = 5 results
"woman killed by her husband" = 7210 results

Edu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Edu dijo...

Varias cosas quiero decir.
Por un lado, es cierto que en los medios se informan muchos más casos de mujeres asesinadas que de hombres asesinados por sus parejas. Pero hay que tomar esos datos con cuidado. Porque los asesinatos de mujeres están más presentes que los de hombres en la prensa. Y porque cada caso lo repiten una y otra vez por días y días en todos los medios.

¿Cuál es la realidad?
En estos momentos estoy analizando los casos denunciados ante la Justicia de los EEUU en 2007.
Se denunciaron 2340 asesinatos de mujeres a manos de sus parejas y 1640 asesinatos de hombres a manos de sus parejas.
Eso es una relación de 6 mujeres por cada 4 hombres, o de 3 a 2, o más exactamente 59% contra 41%.

Por otro lado, como para tomar una dimensión de esos crímenes, representan 1 mujer de cada 66.000 y 1 hombre de cada 94.000.

Además, entre 1993 y 2007 los casos disminuyeron de 3.300 a 2.340 víctimas mujeres, y de 2.200 a 1.640 víctimas hombres. Una marcada disminución de violencia letal.

En cuanto a las VPI (víctimas de violencia en la pareja) no letal, es muy marcada la diferencia entre las encuestas autoinformadas y las denuncias efectuadas ante la justicia. En mi opinión los hombres son más reacios a denunciar que las mujeres.

En 2008 denunciaron 551.590 mujeres y 101.050 hombres. Esto es 1 mujer cada 279 y 1 hombre cada 1524.

Con lo espantoso que resulta cada agresión se puede apreciar que la presencia en los medios de estos ataques dan la impresión de ser muchos más de los que verdaderamente son. Y no puede dejar de señalarse la disminución respecto de años atrás.

Anónimo dijo...

No podía faltar la esperable observación: "Sí, pero como buen científico, conocerá la distribución Gaussiana. Y quienes ocupan la mayoría de casos, la normalidad? Los hombres atacando a mujeres. Es un hecho. No es opinión."

¿Y cómo es la curva de hombres asesinando a hombres? ¿Y la de mujeres asesinando a mujeres?
Si resulta que los hombres asesinan a hombres en mayor proporción que a mujeres, creo que es un buen indicio de que los hombres no asesinan a las mujeres "por ser mujeres".
Si resulta que las mujeres asesinan a hombres en mayor proporción que a otras mujeres, entonces quizás podamos sospechar que las mujeres sí asesinan a los hombres "por ser hombres".

Claro que si la existencia de una violencia "solo por tener un determinada característica" se puede demostrar mediante el hecho de que individuos que comparten una determinada característica asesinen a individuos que comparten otra determinada característica en una mayor proporción que los asesinatos en sentido contrario, entonces tendríamos que admitir que en determinados paises los negros matan a los blancos "por ser blancos", que los gitanos matan a los payos "por ser payos", y que, en general, los pobres matan a los ricos "por ser ricos".

Y si admitimos que cuando los miembros del grupo A matan a miembros del grupo B "por ser miembros del grupo B" ello demuestra que el grupo A tiene una situación privilegiada frente al grupo B, entonces tendríamos que admitir que el grupo privilegiado son los negros en Estados Unidos, los gitanos en España, y los pobres en todas partes.

De hecho, cuando se habla de racismo o de clasismo, el razonamiento es exactamente el contrario: el que haya una mayor proporción de asesinos negros, o gitanos o pobres, se suele considerar como una prueba evidente de que dichos grupos están siendo obligados a vivir marginados como consecuencia de la injusticia social que se ceba contra ellos.

Anónimo dijo...

Del diálogo entre Gahariet y Llumeres se concluye que ambos conocen el caso de la mujer (de nacionalidad hondureña) que asesinó, apuñalándolo por la espalda, a su compañero (de nacionalidad ecuatoriana) en Manacor (Mallorca). Observo también, ya de paso, que Gahariet considera como fuera de toda posible duda la palabra de la asesina: si ella ha dicho que lo mató porque la maltrataba, esta declaración de parte ya es más que suficiente (la hipótesis alternativa, la de que ella llevara meses o años haciéndole la vida imposible a él, incluyendo denuncias falsas, y al final lo haya matado, esa hipótesis, por alguna razón, es ya desde el principio intolerable).

En cualquier caso, parece que tanto Gahariet como Llumeres ignoran que un par de días después, el 11 de julio, una mujer mataba en Bilbao, también a puñaladas, a su compañero sentimental.

He visto que varios periódicos daban la primera noticia..., pero casi ninguno daba la segunda ¿Simple casualidad? Si dos mujeres hubieran sido asesinadas por sus compañeros varones en un espacio de dos días, ¿los periódicos habrían ocultado el segundo caso o habrían establecido una clara correlación entre ambos, como demostración de la violencia estructural machista?

Gahariet dijo...

A Llumeres:
1. “Porque los asesinatos de mujeres están más presentes que los de hombres en la prensa”
Es absurdo creer que los medios están ocultando algunos asesinatos… y que estos sean de mujeres a hombres, ¿no crees? Si lo crees, provee evidencia.

2. “Se denunciaron 2340 asesinatos de mujeres a manos de sus parejas y 1640 asesinatos de hombres a manos de sus parejas.”
Son datos nada más, no dicen nada de abusos ni de defensa propia ni de la historia de la relación, ni del hecho de que muchos casos de mujeres no se denuncian.

3. ¿Por qué no estudias los casos en España y sólo los de EE. UU.?

A Anónimo:
Consulté varios periódicos y se hacen eco de ambas noticias.
De todas formas, es una discusión vacua si no miramos las estadísticas y nos remitimos sólo a los casos individuales. Así no se hace ciencia, hay que saber el número de casos exacto de mujeres y hombres asesinados para llegar a una conclusión.

Gahariet dijo...

Para Anónimo:

"Si resulta que los hombres asesinan a hombres en mayor proporción que a mujeres, creo que es un buen indicio de que los hombres no asesinan a las mujeres "por ser mujeres".
Si resulta que las mujeres asesinan a hombres en mayor proporción que a otras mujeres, entonces quizás podamos sospechar que las mujeres sí asesinan a los hombres "por ser hombres""

Eso no tiene lógica ninguna. Si se demuestra que hombres asesinan a más hombres, podría ser por varios factores (entorno de trabajo masculino, etc.).

Edu dijo...

Ayer publiqué acá un comentario en el que compartía las cifras de HPI (homicidio de pareja íntima) que proporcionaba un estudio del Departamento de Justicia de los EEUU correspondiente a 41 estados año 2007: puse que eran 2340 mujeres y 1640 hombres asesinados por sus parejas, pero en realidad los números eran: 2340 en total, de los cuales 1640 mujeres y 700 hombres, o sea una relación de 7 a 3.

Primero quiero volver a mensurar esas cifras. Si bien son incompletas, pues faltan los datos de 9 estados, es fácil hacer una extrapolación dividiendo por 41 y multiplicando por 50, esto llevaría los números a aproximadamente 2.000 mujeres y 853 hombres asesinados en 2007 en los EEUU. Considerando una población de 301 millones para ese año y un reparto por sexo 50/50 eso significaría una mujer asesinada por cada 75.250 mujeres y un hombre por cada 176.436 hombres o si lo queremos mensurar respecto a las mujeres y hombres que tienen pareja podríamos suponer que si la mitad de la población tiene pareja por lo tanto el cálculo daría una mujer muerta por su pareja por cada 37.625 que viven en pareja y un hombre por cada 88.218. Hasta aquí podríamos decir que, si bien cada caso individual es atroz y lamentable, la mirada de conjunto no pareciera ser tan terrible como se la pinta habitualmente.

Otro aspecto importante es la proporción de asesinados de acuerdo a su sexo: 70% son mujeres y 30% son hombres. Esto es muy llamativo ya que la sensación social es que la gran mayoría de los asesinatos de pareja tienen como víctimas a las mujeres.

El Diario El País, bajo el título “ASÍ SE MATA EN ESPAÑA” y haciendo referencia a un estudio https://elpais.com/elpais/2018/12/14/ciencia/1544815798_258575.html publicó que «En el caso específico de violencia en la pareja, de 871 autores citados en el informe, 131 son hombres que matan a su pareja o expareja mujer y 17 son mujeres que matan a su pareja o expareja hombre», lo cual arroja una proporción de casi 9 a 1 frente al 7 a 3 del estudio estadounidense.

De los 632 casos en estudio se consideraron: 495 (78%) con “motivación interpersonal”, y dentro de esta categoría, estos tipos: “discusión” 139, “violencia de género” 130, “resto violencia doméstica/familiar” 127, “otras interpersonales” 84 y “se desconoce” 15.

“Sexo de la víctima por tipología de delito”:
“discusión” 11 mujeres 133 hombres,
“violencia de género” 130 mujeres y 0 (cero) hombres,
“resto violencia doméstica/familiar” 57 M 86 H,
“otras interpersonales” 17 M y 70 H
“se desconoce” 4 M 12 H.

De dónde sale entonces la afirmación de EL PAÍS, de que en el caso específico de violencia en la pareja 131 mujeres son asesinadas a manos de sus parejas y 17 hombres son asesinados a manos de sus parejas. Como se puede ver corresponde a violencia de género y del tipo “otras impersonales” toma el dato de las víctimas masculinas –si incluyera el de las víctimas femeninas el resultado ya sería escandaloso. En cualquier caso me llama poderosamente la atención que pueda haber tanta diferencia en la proporción en que se producen los HPI entre EEUU y España.

¿Alguien tiene alguna respuesta o hipótesis acerca de esta gran discrepancia?

Anónimo dijo...

Vaya, don Gahariet, "si se demuestra que hombres asesinan a más hombres, podría ser por varios factores (entorno de trabajo masculino, etc.)."

Así que la "multifactorialidad" sí que existe cuando los hombres asesinan a más hombres...., pero si los hombres asesinan a más mujeres, entonces no hay multifactorialidad que valga: la única explicación es el machismo. ¿Y no le parece a usted que podemos aplicar la navaja de Ockam? Es un hecho bien establecido que estadísticamente los hombres son más fuertes que las mujeres; es un hecho que cuanto mayor sea la fuerza física de un individuo más posibilidades hay de que una agresión puntual pueda acabar con consecuencias trágicas: el que haya más hombres asesinos que mujeres asesinas se puede explicar muy sencillamente teniendo en cuenta que los hombres estadísticamente son más fuertes que las mujeres. Las explicaciones ideológicas son, en el mejor de los casos, innecesarias.

Pero si está de acuerdo con las explicaciones ideológicas amparadas por la proporción de asesinatos correspondientes a un determinado grupo, entonces admita que en Estados Unidos los blancos viven bajo una terrible opresión de los negros, que en España los payos viven bajo la opresión de los gitanos, y en todo el planeta los ricos viven bajo la opresión de los pobres, pues estos grupos de población cometen porcentajes muchísimo más altos de crímenes.

Anónimo dijo...

Respecto a la afirmación de Gahariet: "1. “Porque los asesinatos de mujeres están más presentes que los de hombres en la prensa”
Es absurdo creer que los medios están ocultando algunos asesinatos… y que estos sean de mujeres a hombres, ¿no crees? Si lo crees, provee evidencia."

Acabo de presentarle un ejemplo bien reciente: busque en cuántos periódicos se informó de que en una sóla semana, dos hombres fueron apuñalados hasta morir por sus compañeras. Encontrará la noticia del primero en muchos medios, pero la del segundo casi sólo aparece en los medios locales, y sólo he visto un periódico (Diario Atlántico) que recogía en la misma noticia los dos casos, relacionándolos.

Ahora búsqueme en los últimos años algún caso en que en tres o cuatro días hayan sido asesinadas dos mujeres distintas por sus compañeros, en que uno de estos casos practicamente no haya aparecido en la prensa nacional, y en el que la inmensa mayoría de los periódicos no hagan referencia, al comentar el segundo asesinato, también al anterior.

Anónimo dijo...

Si alguien presentara noticias concretas en las que apareciera un número de hombres asesinados por sus compañeras que fuera el doble del número recogido en las estadísticas oficiales del mismísimo CGPJ, ¿admitiría el/la comentarista Gahariet que se están escondiendo las víctimas masculinas de asesinatos por violencia de pareja?

¿Qué opina el señor Gahariet de lo que declaró doña Manuela Carmena, cuando era alcaldesa de Madrid, teniendo en cuenta que esa misma Manuela Carmena había sido magistrada durante muchos años? ¿Le parece que el enfoque de Manuela Carmena es válido desde el punto de vista estadístico?

https://www.youtube.com/watch?v=iWWLHpSiqR8

Gahariet dijo...

A anónimo, que no da la cara:

1. "multifactorialidad"
Me das la razón. Muy bien, digamos que las mujeres matan a los hombres porque son hombres y los hombres matan a las mujeres porque son mas fuertes. ¿Y qué? Los hombres son quienes matan más y las mujeres al ser más débiles estadísticamente deben ser protegidas por esta violencia de género, que es de género, obviamente ya que los hombres matan más.

2. “”que haya más hombres asesinos que mujeres asesinas se puede explicar muy sencillamente teniendo en cuenta que los hombres estadísticamente son más fuertes que las mujeres”
Esto tampoco es verdad. Tal vez lo fuera en la época inmediatamente post-jurásica, pero hoy en día se puede matar de muchas maneras, sin implicar fuerza física (drogas, armas, accidentes de todo tipo). Es absurdo pensar que mata más quién es físicamente más fuerte.

3. “Pero si está de acuerdo con las explicaciones ideológicas amparadas por la proporción de asesinatos correspondientes a un determinado grupo, entonces admita que en Estados Unidos los blancos viven bajo una terrible opresión de los negros, que en España los payos viven bajo la opresión de los gitanos, y en todo el planeta los ricos viven bajo la opresión de los pobres, pues estos grupos de población cometen porcentajes muchísimo más altos de crímenes.”

No siempre se puede aplicar la navaja de Ockaham, amigo. La realidad es más compleja. No hace falta ser científico ni sociólogo para inferir que los ricos no viven bajo la opresión de los pobres…

4. “Acabo de presentarle un ejemplo bien reciente: busque en cuántos periódicos se informó de que en una sóla semana, dos hombres fueron apuñalados hasta morir por sus compañeras. Encontrará la noticia del primero en muchos medios, pero la del segundo casi sólo aparece en los medios locales, y sólo he visto un periódico (Diario Atlántico) que recogía en la misma noticia los dos casos, relacionándolos.”
Sample = 1. Búsqueme miles de casos, la ciencia se basa en universalidad no en excepciones.

5. “Ahora búsqueme en los últimos años algún caso en que en tres o cuatro días hayan sido asesinadas dos mujeres distintas por sus compañeros, en que uno de estos casos practicamente no haya aparecido en la prensa nacional, y en el que la inmensa mayoría de los periódicos no hagan referencia, al comentar el segundo asesinato, también al anterior. “

Obviamente, la prensa hace un buen trabajo en hacerse eco de este problema sistémico y crear conciencia de este desequilibrio de muertes por género. Si hay más muertes de mujeres que de hombres, esto se ve reflejado en la prensa.

Pues nada, le dejo que siga hablando de que no existe violencia de género, ni existe el racismo, ni que existe inmovilidad social. Siempre habrá alguien que haya salido de la pobreza y se haya hecho rico y lo pondrán como ejemplo de que todos podemos llegar a serlo.

Gahariet dijo...

A Edu:
"Una relación de 7 a 3."
¿Y te parece poco? Esa relación hace sistémico el problema.

Edu dijo...

Gahariet,

No me parece poco ni mucho, es lo que es, por las causas que sea, lo que estoy preguntando es cómo se explica que en EEUU la proporción sea 70 a 30; que en la introducción del Informe español se diga que mundialmente es 66 a 33 pero que finalmente lleguen a un resultado para España que da 89 a 11.

¿Usted tiene alguna idea?

Gahariet dijo...

Edu: necesitaría estudiar las cifras. Además, los datos no han sido recopilados por la misma institución, así que puede haber underreporting, los casos denunciados podrían estar por debajo de la realidad. Algo parecido ocurre con los datos estadísticos de suicidio. He estudiado los datos en Finlandia y mi conclusión es que en comparación con España, los datos de suicidio se reportan como accidente en España muchísimo por el estigma que tiene, mientras que en Finlandia no hay estigma ninguno.

Gahariet dijo...

Edu: Lo que dice el artículo es que “El 62% de los homicidios son de hombres a hombres; el 28%, de hombres a mujeres; el 7%, de mujeres a hombres; y el 3%, de mujeres a mujeres”. Está claro. También quisiera decir que la violencia machista y de género va mucho más allá que la que se produce en el ámbito de las relaciones de pareja (los asesinatos es una de las consecuencias de ella).

En cuanto a la diferencia de números, varía por país como puedes ver aquí en este documento de la ONU: https://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/gsh/Booklet_5.pdf

En cualquier caso, es cierto que hay más asesinatos cometidos por hombres que por mujeres, en general, pero precisamente eso también tiene que ver con una cultura machista y patriarcal que inculca en los hombres el uso de la violencia.

Anónimo dijo...

La línea argumental de Gahariet es brillante:

premisa 1 - exactamente los mismos indicios estadísticos que sirven para "demostrar" que las mujeres están oprimidas demostrarían igualmente que los blancos están oprimidos por los negros, los payos por los gitanos o los ricos por los pobres.

premisa 2 - no cabe la más mínima duda de que las mujeres están oprimidas por los hombres, los negros por los blancos, los gitanso por los payos y los pobres por los ricos.

ERGO: esos indicios estadísticos sirven, en un caso, para demostrar que las mujeres están oprimidas, y en los otros casos lo que demuestran es que la realidad es muy compleja y la navaja de Ockam solo vale cuando conviene a las premisas que de antemano queremos defender.

Debe de ser el mismo tipo de lógica que le lleva a acusar a un comentarista anónimo por "no dar la cara" (porque aquí, sin duda, lo importante no es el argumento, sino quien tiene las narices de dar ese argumento), al mismo tiempo que él utiliza un simple "nick".

Pero, ya que le interesa, le diré que no, que yo jamás daré la cara, porque me gano la vida dando clases en la universidad, y mi carrera profesional estaría seriamente comprometida si hubiera la más mínima sospecha de que no aplaudo incondicionalmente todos y cada uno de esos dogmas maravillosos que se defienden con esa preciosa lógica circular de la que usted es es ejemplo.

Jules* dijo...

Eso me he preguntado yo desde el principio. ¿Quién defiende esa teoría feminista? Todas las Leyes feministas hablan de causas multifactoriales.

Jules* dijo...

Miles de palabras para concluir que las mujeres también son violentas. Vale. Pero y porqué hay más asesinatos anuales de mujeres en pareja? Y la ablación? Y las violaciones en grupo? Si el machismo no es la causa prevalente (no única) cuál es la causa de tanta violencia en cifras?

Gahariet dijo...

"premisa 1 - exactamente los mismos indicios estadísticos que sirven para "demostrar" que las mujeres están oprimidas demostrarían igualmente que los blancos están oprimidos por los negros, los payos por los gitanos o los ricos por los pobres."

Es absurdo lo que dices. Explícame cómo extrapolas del machismo que engendra violencia contra las mujeres que los blancos estén oprimidos por los negros.

"Pero, ya que le interesa, le diré que no, que yo jamás daré la cara, porque me gano la vida dando clases en la universidad". No das la cara por tus principios. Vaya profesor. ¿Eso le enseñas a tus alumnos?
Yo también soy profesor e investigador de universidad. Ah... entiendo, mis principios concuerdan con el de la mayoría, claro! Dirás. Lo que creo es que no das la cara porque sabes que tu opinión es racista, discriminatoria y absurda. "Sesgo de confirmación" es lo que padeces.

Jules: Menos mal que hay alguien con sensatez. Como dice Jules, por qué hay estadísticamente significativamente más asesinatos de mujeres por sus parejas que de hombres? Cuál es la causa de la violencia contra las mujeres?

La premisa de este artículo es falsa y que ya el primer comentarista hizo: ¿Qué teóricas del feminismo plantean así tal cual esos 8 puntos y en qué textos y citas textuales podemos encontrarlas? Sin respuesta del autor.

La violencia machista es un hecho, no opinión. El 86% de los asesinatos en el ámbito de la pareja o expareja son cometidos por hombres que matan a mujeres. El machismo existe: Los consensos internacionales y las ciencias sociales establecen una histórica situación de desigualdad entre géneros que discrimina a la mujer y legitima la dominación del hombre, las legislaciones de género establecen una protección especial a las víctimas que resultan de esa construcción social. Uno de los factores que justifica una especialización es la frecuencia del fenómeno. Y la violencia de género contra la mujer, cuando es fruto de la dominación y de la socialización del machismo, es más abundante que la violencia doméstica contra el hombre. La violencia contra las mujeres es un problema que trasciende las fronteras, la clase y el estatus socioeconómico. Impacta a las mujeres y las niñas en todas las sociedades", dice ella. "Puede haber más o menos estigma sobre hablar de ello en ciertas sociedades, pero está presente en todas las sociedades.

En cuanto a menores, se mencionó más arriba que eran las mujeres las que más asesinaban a menores... FALSO. Aquí la respuesta: En estos tres años fueron asesinados 17 menores -10 niñas y 7 niños- de entre uno y 13 años. En la mayoría de los casos, el agresor (84,6%) era el padre biológico de la víctima. [https://www.rtve.es/noticias/20191220/86-asesinatos-ambito-pareja-expareja-son-cometidos-hombres-matan-mujeres/1994231.shtml]

Esta gráfica europea muestras los feminicidios por 100K habitantes (agresores: verde[familiares] violeta[parejaíntima]: https://localfocus2.appspot.com/5a1c127a0e59d

Y más datos para que el autor y al "anónimo" constaten sus fuentes:

Informes de víctimas mortales de violencia de género y violencia doméstica en ámbito de la pareja o ex-pareja :
http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Temas/Estadistica-Judicial/Estadistica-por-temas/Datos-penales--civiles-y-laborales/Violencia-domestica-y-Violencia-de-genero/Victimas-mortales-de-violencia-de-genero-y-violencia-domestica-en-ambito-de-la-pareja-o-ex-pareja/
------------------------
El CGPJ señala que entre 2008 y 2015 fueron asesinados 58 hombres por sus parejas o ex parejas (no especifica si eran todo mujeres o también hombres homosexuales) y 488 mujeres (todos hombres). Eso significa que un 12% de las víctimas mortales por pareja o ex pareja son hombres y un 88% mujeres. Un informe del Ministerio del Interior indica que entre 2010 y 2012, 17 hombres y 121 mujeres fueron asesinados y asesinadas por parejas o ex: 12,3% contra 87,7%.
[https://www.elmundo.es/espana/2019/01/05/5c2fd3bcfdddff8d4a8b4693.html]
------

Edu dijo...

Gahariet, estuve analizando el folleto 2019 de la UNODC que me referiste y luego publicaré al respecto.

Tres cosas: cuando "Anónimo" dice que el mismo razonamiento que se usa para "demostrar" que las mujeres están oprimidas serviría para demostrar que que los blancos están oprimidos por los negros, está haciendo una reducción al absurdo.

Acerca de que «Uno de los factores que justifica una especialización es la frecuencia del fenómeno. Y la violencia de género contra la mujer, cuando es fruto de la dominación y de la socialización del machismo, es más abundante que la violencia doméstica contra el hombre.» Por cada 15 mujeres muertas mueren 85 hombres a nivel mundial. Siguiendo tu razonamiento las prioridades parecerían estar invertidas. Pero además, la afirmación de que los crímenes machistas superan a los asesinatos de hombres en violencia doméstica está muy sobredimensionada.

En cuanto a menores asesinados, una información puntual no desmiente la estadística mundial: son las mujeres las que más cometen esos asesinatos (y quizás sea lo esperable dado que pasan con ellos mucho más tiempo que los hombres).

Que quede claro que yo no niego que exista el machismo y que una parte de los asesinatos puedan atribuirse a ese motivo.

Edu dijo...

Jules* «¿porqué hay más asesinatos anuales de mujeres en pareja?» Porque los hombres matan más que las mujeres.

«Y la ablación? » Es una desgracia producto de una mentalidad atrasada, es una práctica contra la que hay que oponerse.

«Y las violaciones en grupo?» Son hechos repudiables pero absolutamente marginales.

«Si el machismo no es la causa prevalente (no única) cuál es la causa de tanta violencia en cifras?» Primero, no es "tanta violencia en cifras", segundo, los asesinatos por "machismo" son mucho menos que los que se postula. Las causas par los asesinatos son varios: reyertas, posesividad, celos, miedo al abandono, enfermedad mental, intoxicación por alcohol y drogas, violencia normalizada e interiorizada en la infancia, ineptitud para gestionar conflictos, machismo. Hay múltiples causas y la que mejor explica la disparidad entre mujeres y hombres es la fuerza de estos (solo un cuarto de los asesinatos los hombres los cometen con armas de fuego) y el descontrol.

Edu dijo...

Informe del año 2017 de la UNODC (Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas). En primer lugar hay que señalar que este folleto en ningún momento informa la cantidad de hombres muertos por VPI (violencia de pareja íntima).
El folleto alerta sobre las PROPORCIONES ALARMANTES alcanzadas por los asesinatos de mujeres y niñas relacionados con el género". [Luego voy a referirme a la cuestión del “género] Explican que, “El 62% de los homicidios son de hombres a hombres; el 28%, de hombres a mujeres; el 7%, de mujeres a hombres; y el 3%, de mujeres a mujeres”. Si los asesinatos de mujeres, que alcanzan, según este informe, al 31%, tienen “proporciones alarmantes”, ¿cuál sería el calificativo apropiado a aplicar a los asesinatos de hombres, que alcanzan al 69%? ¿Super alarmantes? [Dato: de acuerdo a ONU en 2017 hubo 464.000 asesinatos, 87.000 mujeres y 377.000 hombres, lo cual arroja otros porcentajes 19% y 81% por ciento, respectivamente].

“Un total de 87,000 mujeres fueron asesinadas intencionalmente en 2017. Más de la mitad de ellas (58%) 50,000 fueron asesinadas por parejas íntimas u otros miembros de la familia (…) La tasa global de homicidios totales femeninos en 2017 se estimó en 2.3 por 100,000 habitantes femeninos, relacionados con la pareja íntima femenina y/o un familiar fue de 1.3, mientras que la tasa de homicidios (VPI) se estimó en 0.8 por 100,000 habitantes femeninos. […] proporción de hombres y mujeres víctimas de homicidio cometidos por parejas íntimas u otros miembros de la familia: 36% de hombres frente a 64% de víctimas femeninas.” (¡Retener este dato!)

Entonces, si los asesinatos relacionados con la pareja íntima femenina/familiar son 1.3 por 100.000, los asesinatos perpetrados por otros miembros de la familia distintos de la pareja serían el 38% y los VPI serían el 62% (el 0.8 por 100.000). En números, Total 87.000, Perpetrados por pareja íntima o familiar 50.000, y de estos: VPI 33.000 y otro miembro de la familia 17.000. Pero todavía quedaría excluir de los 33.000 a los que “no tienen una motivación misógina”.

Sigamos: “Estos hallazgos muestran que aunque los hombres son las principales víctimas del homicidio a nivel mundial [69% u 81%], las mujeres continúan soportando la mayor carga de victimización letal como resultado de los estereotipos de género y la desigualdad. Muchas de las víctimas del "feminicidio" son asesinadas por sus parejas actuales y anteriores, pero también son asesinados por padres, hermanos, madres, hermanas y otros miembros de la familia debido a su papel y estatus como mujeres. [Sic] Califican como “feminicidio” incluso cuando el perpetrador es la hermana o la madre.

Si excluimos los asesinatos cometidos por otros parientes la proporción de 36% frente a 64% de víctimas femeninas se reduciría sensiblemente, y todavía queda por ver cuántos de esos asesinatos tienen realmente por motivación el machismo.

Edu dijo...

“Algunos gobiernos nacionales, organizaciones internacionales, académicos y defensores de los derechos de las mujeres utilizan el término "feminicidio" para referirse a este problema. La noción de asesinato relacionado con el género, o "feminicidio", requiere una comprensión de qué actos están relacionados con el género, algo que está sujeto a un cierto grado de interpretación.”

Aclaremos a qué se refieren entonces por “feminicidio” y “actos que están relacionados con el género”. El feminicidio es un homicidio doloso de una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare “violencia de género”, que es la ejercida a partir de una posición misógina, o sea aversión -rechazo o repugnancia- hacia las mujeres y machismo, o sea tratar a las mujeres como seres inferiores.

Continúa diciendo el informe: “Por ejemplo, en muchos casos hay un continuo de violencia (pareja íntima) que culmina en el asesinato de mujeres, incluso cuando los perpetradores no tienen motivos específicos (misóginos) […] Por lo tanto, solo una parte específica, aunque considerable, puede etiquetarse como "asesinatos de mujeres y niñas por razones de género", es decir, "feminicidio".

Las motivaciones típicamente reportadas por los hombres incluyen posesividad, celos y miedo al abandono y enfermedad mental grave, intoxicación por alcohol y consumo de drogas. Los perpetradores, al igual que las mujeres también tienden a presentarse como víctimas de sus parejas íntimas, implicando que el homicidio fue en realidad una consecuencia del abuso al que habían sido sometidos.

El machismo continúa existiendo, pero en mi opinión, en un grado infinitamente menor al que sostiene como factor principal de los asesinatos cometidos en el marco de VPI un sector de la sociedad. La psicología evolucionista provee mejores explicaciones acerca de la VPI y los asesinatos en ese marco. Sostengo que se debe seguir trabajando para reducir al máximo la misoginia en nuestra sociedad pero que eso no justifica hcer atribuciones reñidas con la realidad.

X dijo...

Sobre el papel de los medios de comunicación y los crímenes que mencionan y no mencionan: visitad la página de Noelia de Trastámara. Hace un seguimiento de diferentes tipos de violencia y basa sus cifras en artículos de prensa, que son todos referenciados. Su página da una idea de lo que hay y de cómo la prensa lo cubre...
https://noeliadetrastamara.com/

Anónimo dijo...

Excelente artículo. El comportamiento humano es muy complejo porque no es el resultado de una sola causa sino que responde a la autorregulación de un individuo ante multitud de factores externos. La costumbre de atribuirlo a una sola causa, sea social, como el heteropatriarcado, o biológica, como la genética, etc., procede de un pensamiento que se puede calificar como poco de ingenuo. El grave problema de este tipo de pensamiento reduccionista, al igual que todos los extremismos ideológicos, es que produce más víctimas que soluciones; por ejemplo, la desprotección de las víctimas de mujeres o la ruina económica de algunos hombres. En el caso concreto de las víctimas de violencia de pareja (o de género, según la versión oficial), se puede afirmar que el patriarcado apenas está presente en las sociedades modernas y que, en cambio, la violencia dentro de los grupos familiares está en aumento.

Gahariet dijo...

Edu:
(1) «¿porqué hay más asesinatos anuales de mujeres en pareja?» Porque los hombres matan más que las mujeres (Frecuencia del fenómeno ("por cada 15 mujeres muertas mueren 85 hombres a nivel mundial)

Es cierto que hay más asesinatos cometidos por hombres que por mujeres, en general, pero precisamente eso también tiene que ver con una cultura machista y patriarcal que inculca en los hombres el uso de la violencia. Si los hombres son más agresivos es lógico que la tasa de homicidios refleje este dato y que las mujeres deban estar protegidas. Según Burton et al. (1998) las mujeres tienen menos probabilidades de estar expuestos a las oportunidades para el comportamiento criminal ()"las limitaciones a menudo restringen a las mujeres y acompañan a sus estilos de vida" contribuyendo a que tengan menos oportunidades para el crimen). Los hombres tienden a infligir el mayor porcentaje de lesiones en la violencia doméstica. Otra cosa de la que no se habla sobre los datos oficiales, es el hecho de que existen casos de asesinatos de mujeres que no se contabilizan como violencia de género aunque sí lo sean, porque no se producen en el ámbito de una relación. Casos de asesinatos en los que el acusado ¿mató a la víctima para robarle? ¿por un ajuste de cuentas? ¿por despecho o venganza? ¿a causa de un abandono de pareja? No. Las víctimas murieron por ser mujeres. Estos datos no constan en las cifras oficiales de violencia de género porque víctima y perpetrador no mantenían una relación. La idiotez a la hora de relatar la violencia machista en España, de enumerar, como en cualquier otro lugar del mundo (todos y cada uno de los rincones de la Tierra), no tiene límites.Cuando dices "la afirmación de que los crímenes machistas superan a los asesinatos de hombres en violencia doméstica está muy sobredimensionada" o es "marginal" es una opinión tuya. Los números hablan por sí solos.

(2) «Y la ablación? » Es una desgracia producto de una mentalidad atrasada, es una práctica contra la que hay que oponerse.

La ablación es una violencia machista enquistada que tiene que ver con la dominación del cuerpo de la mujer. Una horrible tradición cuya única causa es el patriarcado más extremo. Una salvajada cuyo único fin es conseguir que la mujer sea un objeto que sirve para dar placer pero no para recibirlo. Se les extirpa el clítoris con el único fin de eliminar todo placer sexual. Extirpar el clítoris es un acto criminal contra las mujeres. Es una práctica que lleva más de 4.000 años realizándose muchas etnias y países por motivos muy distintos. En Mali sostienen que sirve para prevenir que las mujeres sean promiscuas, se utiliza como método de control para garantizar que la mujer va a llegar virgen al matrimonio,

(3) "«Y las violaciones en grupo?» Son hechos repudiables pero absolutamente marginales."

Define marginal. ¿Qué hace que algo sea marginal o no estadísticamente? ¿Si algo va en aumento, es marginal? ¿Son más de 2000 violaciones al año marginales? ¿La tasa de SIDA es marginal y por ello no debemos hacer nada?

Gahariet dijo...

(4) "Si los asesinatos de mujeres, que alcanzan, según este informe, al 31%, tienen “proporciones alarmantes”, ¿cuál sería el calificativo apropiado a aplicar a los asesinatos de hombres, que alcanzan al 69%?" Porque estamos comparando los asesinatos de una sexo al otro, qué sexo mata más al otro.

Aquí tienes el porcentaje de muertes causadas por intimate partner y familiares, disfrútalo:
https://eige.europa.eu/gender-equality-index/2019/violence
https://www.europeandatajournalism.eu/News/Data-news/Femicide-in-Europe-is-a-widespread-issue

(5) A Anónimo: "La costumbre de atribuirlo a una sola causa, sea social, como el heteropatriarcado, o biológica, como la genética, etc., procede de un pensamiento que se puede calificar como poco de ingenuo".

Precisamente mientras el machismo sea uno de los factores, hay que mitigarlo. Por eso existe la ley. Ya existen leyes contra uso drogas, ayuda y tratamientos para depresión, políticas sociales para hombres, etc. ¿Es que no puede existir la dimensión de género?

Edu dijo...

Gahariet, no se si entendiste todo al revés o lo das vuelta adrede. Por cada mujer asesinada en el mundo mueren 7 hombres, pero el problema es la muerte de las mujeres... Repito: por cada 1 mujer asesinada mueren asesinados 7 hombres.

A quién le sirve esta forma rebuscada de analizar los problemas, y no me refiero a las miles de ONG que reciben aportes gubernamentales, me refiero a la sociedad, de qué modo señalar las PROPORCIONES ALARMANTES en que se asesinan mujeres cuando la proporción entre mujeres y hombres es alarmantemente mayor en el caso de hombres asesinados...

Los hombres son más asesinados, mueren en promedio 5 años antes que las mujeres, son más del 90% de las víctimas de accidentes laborales, son entre el 80 y el 90 por ciento de las víctimas en las guerras, pero el problema es el machismo, ¡pobres mujeres! ¿Y los hombres qué?

¿Cuándo van a dejar de desviar las cuestiones, de achacarle al varón lo que es consecuencia de la historia? Las relaciones entre los sexos son el producto de la especialización sexual, ¡no de machos oprimiendo mujeres! ¿Es tan difícil de entender o están defendiendo algún feudo?

anónimo dijo...

Gahariet: "Precisamente mientras el machismo sea uno de los factores, hay que mitigarlo. Por eso existe la ley. Ya existen leyes contra uso drogas, ayuda y tratamientos para depresión, políticas sociales para hombres, etc. ¿Es que no puede existir la dimensión de género?"
No se trata de que pueda existir esa dimensión. De lo que se trata es de que no sea la única. Es absolutamente antidemocrático que la palabra de una mujer valga más que la de un hombre delante de un juez.
Además, existen otro tipo de discriminaciónes que no son contempladas por la ley. Un ejemplo evidente es la discriminación por edad. Si no se contrata a una persona por ser mujer, surge un gran escándalo en los medios y el empresario incurre en un delito; si se discrimina por edad (cuestión que se produce diaria y masivamente) es algo absolutamente comprensible y asumible (incluso apoyado) por los mismos sectores supuestamente "igualitarios" y "progresistas".
¿Piensas que solo algunos ciudadanos tienen derecho a la igualdad o debe extenderse a todo el género humano?

Gahariet dijo...

Edu:

Sí, lo entiendo, pero tú eres quien no lo entiende: “Por cada mujer asesinada en el mundo mueren 7 hombres, pero el problema es la muerte de las mujeres”.

No, la existencia de políticas de violencia machista NO IMPLICA que se desprestigie la muerte de hombres. La existencia de A no implica la no existencia de B. El lógica aplastante. Simplemente aborda un problema específico. La muerte de hombres es importante, y ya hay programas sociales de drogas, crimen, sociales, laborales, de guerra para soldados que vuelven con consecuencias psicológicas, como dije, para abordarla, pero la dimensión de género no es un factor importante para la muerte de hombres, sino otros que ya están contemplados por la ley o se empiezan a contemplar.

De verdad, parece que estuvieras en contra de la existencia de políticas que protejan a la mujer en el seno de la relación. Una posición de por sí machista.

Tu enfoque puramente biológico y evolutivo es reduccionista, porque implica que los “machos” son animales que no tienen facultades cognitivas. Siguiendo tu argumento, que los hombres mueran más o se suiciden más, o que las mujeres sean el objetivo de la mayoría de la violencia doméstica, es fruto de la selección natural y producto de la especialización sexual, no de la sociedad/factores socio-económicos, ni de la psicología, ni de las relaciones de poder.

La deshumanización científica es un requisito previo para el fascismo. El mal uso de las analogías animales, los defectos metodológicos en los estudios que afirman mostrar evidencia de la base genética de los rasgos sociales humanos, la aplicación del razonamiento sociobiológico al estudio del comportamiento humano ha sido objeto de controversia donde sea que se haya introducido. Numerosos artículos en los medios populares han utilizado teorías sociobiológicas para justificar el status quo.

Gahariet dijo...

Anónimo:

“No se trata de que pueda existir esa dimensión. De lo que se trata es de que no sea la única. Es absolutamente antidemocrático que la palabra de una mujer valga más que la de un hombre delante de un juez.”

Eso es una falacia del hombre de paja. Para etiquetar un asesinato como violencia de género, debe hacerse un estudio, y obviamente, siempre hay miles de factores. Te voy a poner un ejemplo: Para que lo entiendan finalmente: Si tienes cáncer y pillas COVID y mueres, ¿de qué mueres, de cáncer o de COVID? Ejemplo que he vivido en mi familia: Si eres mujer y tu marido te amenaza de muerte porque no está contento con tu “comportamiento”, y tienes que huir de tu casa… ¿ese comportamiento por parte del hombre está motivado por su biología hormonal de ser varón por ende más violento o porque ese hombre es un machista y se aprovecha de que la mujer es más débil “biológicamente”? Pregunta retórica.


Dices: “Además, existen otro tipo de discriminaciónes que no son contempladas por la ley. Un ejemplo evidente es la discriminación por edad.”

¡Pues lucha por ello! Brillante argumento el de “Anónimo”: como no hay leyes para todas los males de la sociedad… las leyes que comienzan a existir deberían anularse. ¿Por qué no te ensañas con otras leyes, como la de los derechos del animal y dices: “Vaya, no existe ley para X, pero sí existe para los animales… pues deberíamos abolir la ley para animales porque mientras no exista leyes para X, no tiene sentido…”?. La discriminación por edad afecta igualmente a mujeres y hombres. Así que tanto unos como otros tenemos interés en luchar por ella. Una ley existirá pronto, y por el momento existen proyectos, como el de Generación SAVIA, para promover la empleabilidad de mayores de 50 años.

Es sintomático del machista atacar las políticas feministas, pero no atacan otras. Tienen algo personal con el feminismo.

Todo esto realmente responde a un fenómeno: anti-feminismo. A la igualdad de derechos entre hombres y mujeres no solo la hemos etiquetado como ‘feminista’ sino que además hemos suscitado toda una discusión sobre lo que significa tal igualdad. Los comentarios que leo aquí son sintomáticos de esta ideología: creen de manera absurda que los feministas defienden la primacía de la mujer sobre el hombre, como la mayoría de comentaristas de este artículo, y su autor. A nadie se le ocurre pensar por ejemplo que alguien que lucha contra el racismo defienda por definición la supremacía de la raza negra sobre la blanca.

anónimo dijo...

Gahariet
No quieres entender así que no sé si merece la pena discutir. Lo que rechazo es la falacia de que el machismo sea el problema principal y central de nuestra sociedad como insisten en los medios. Al convertirse en causa única y prioritaria, se olvidan de otras víctimas y se convierte en "monstruos" a todo el que lo discuta. Insisto en el ejemplo de la discriminación por edad: resulta patético que se obligue a una asignatura de discriminación machista en la mayor parte de los cursos para desempleados cuando el motivo por el que los parados están allí es por no ser aceptados por su edad. ¡No puede ser más ridículo!

Gahariet dijo...

Anónimo:

¿Ves? Estás empecinado en batallar una premisa falsa para empezar: la falacia de que el machismo es el problema principal y central de nuestra sociedad. Ni siquiera el feminismo se adhiere a esa idea (demuéstramelo que es así). Existe una interseccionalidad de factores, como clase, raza, sexo, pobreza, etc. que explican los problemas de discriminación de la sociedad, uno solo no lo explica. Sería simplista. En los medios no dicen que el machismo sea el UNICO problema de la sociedad. De verdad... hasta aquí he llegado. Basta ya de falacias y premisas falsas que no se corresponden ni con la visión feminista, no se corresponden con la realidad. ¡Ojalá el problema de la sociedad fuera solo el machismo "como causa única y prioritaria". Si hay alguna causa que se te antoje, lucha por ella. No pierdas el tiempo intentado perjudicar a otra como un niño pequeño rabioso que patalea. El ejemplo por edad ya lo comenté. Relee mi comentario. Hala, que te zurzan. Ya no escribo más ni pierdo mi tiempo.

Edu dijo...

Gahariet escribió: «De verdad, parece que estuvieras en contra de la existencia de políticas que protejan a la mujer en el seno de la relación. Una posición de por sí machista.»

O sea que si no estoy de acuerdo contigo soy machista. Es un razonamiento circular, si me opongo a las disparatadas políticas fem soy machista.

Imagina que mañana se hace dominante una corriente que postula que todos los males sociales se deben a que las mujeres matan a sus hijos. Y baso mi teoría en una pizca de verdad, que las mujeres asesinan más niños que los hombres. Y a partir de ahí construyo todo un edificio. Y todo lo hago pasar por allí. Y presumo que rodas las mujeres son potenciales asesinas. Y si tu no te disciplinas a esta teoría eres un xxx (poner ahí el símil de machista para esta situación).

Vas tu a negar que hay más mujeres que hombres asesinando niños: pues eres un xxx.

Y entonces comenzamos crear ministerios de la niñez y hacemos leyes por las cuales cuando a un niño lo mate una mujer la pena sea más alta que si el asesino es varón. Y llamémosle "ley de violencia etaria" y llenemos páginas y páginas de diarios y revistas con encabezados sensacionalistas sobre la "violencia etaria".

El feminismo hegemónico no solo agiganta un problema sino que lo explica mal. Actualmente no solo no aporta nada a la sociedad, me refiero a nada bueno, sino que se ha convertido en un chiringuito, y cuando más se meten en él más incorregibles se ponen y más difícil es salir de allí. Se aferran a esa pizca de razón que llevan y no ven el daño que están causando.

Edu dijo...

Algo sobre la ley de violencia de género y los chiringuitos lo puedes ver acá:

https://youtu.be/PVjm8BLWtYk

Gahariet dijo...

Tu comentario es una reductio-ad-absurdum que no tiene en consideración la historia de opresión de las mujeres. Posees cero conocimiento de lo que ha pasado en los últimos 2000 años en Europa, como mínimo.

Tu ejemplo no es comparable en lo mínimo ni tiene sentido. Seguro que para ti tampoco la policía estadounidense tiende a matar o propinar palizas a negros más frecuentemente que a blancos en las mismas condiciones de detención.

P.D.: Me ha encantado el chaval del YouTube que se tapa la cara cuando habla de estos temas. ¿Tendrá vergüenza? Vaya pelele.

Edu dijo...

Sí, Gahariet, reducción al absurdo, exactamente, a ver si por fortuna logras darte cuenta de lo absurdo del feminismo hegemónico.

Y el recurso de atacar al autor es de una bajeza que no haría falta mencionarlo entre personas honestas, pero piénsatelo un poco, quizás lo entiendas.

Gahariet dijo...

"Y el recurso de atacar al autor es de una bajeza que no haría falta mencionarlo entre personas honestas, pero piénsatelo un poco, quizás lo entiendas."

Bueno, estamos en paz. Un ad-hominen respondido con otro.

anónimo dijo...

Gahariet
Si todavía no has entendido que de lo que hablas no es de ninguna liberación de nadie sno de una ideología impuesta desde el poder, o tienes falta de entendimiento o tienes algún interés personal.
Si se tratase de igualdad, se lucharía por la de todos y no solo por la de un grupo. La palabra 'igualdad" no significa dar privilegios a un grupo, es una palabra que engoba a todos los sers humanos. Por tanto, lo que tú defiendes es lo contrario de igualdad.
Es lógica de primer orden. Cualquier humano puede entenderla desde los 7 años.

Gahariet dijo...

Anónimo:

La prueba de que vimos en una sociedad patriarcal es que decidimos la validez de una causa en base a si ayuda o no a los hombres. Esa es la definición de patriarcado


Definimos el feminismo como un movimiento para que las mujeres obtengan la igualdad a los hombres. Intentaos que las mujeres obtengan esa igualdad. No nos ocupamos de los problemas de los hombres en absoluto. ¿Y qué si no ayudamos a los hombres, y qué? No eres tú quien decide si una causa es digna. Una causa no debería beneficiar al resto del mundo directamente. La causa de los gays no beneficia a la pobreza. Las organizaciones de derechos de animales, no benefician a los hombres. Y qué. Nadie se opone diciendo: "Por qué no luchas por animales y hombres y sólo te centras en el grupo de animales?. Si hay una causa humanitaria en Cachemira, no tiene sentido preguntar: ¿Y por qué no apoyas a los Palestinos, kurdos, etc.? Porque esta causa está dirigida a ellos.

Entérate.

Edu dijo...

Gahariet, yo no tengo ningún problema con que las mujeres obtengan la igualdad de derechos con los hombres, es más, estoy a favor.

El problema es que feminismo y tú con él, parten de un par de suposiciones erróneas: 1. No se dan cuenta de que la igualdad de derechos ya es un hecho; 2. Parten de la idea de que existe un patriarcado en el que los hombres oprimimos a las mujeres.

Y para peor, partiendo de un diagnóstico equivocado, no buscan la igualdad entre mujeres y hombres sino que lo buscan es una desigualdad favorable a las mujeres. Por eso por ejemplo tenemos las mayores penalidades por un mismo crimen si el autor es hombre.

Las organizaciones en pro de los derechos del animal no buscan perjudicar a los humanos, las organizaciones de gays no persiguen mayores derechos que los heterosexuales.

¿Podés ver esa diferencia al menos?

Ya, en esta sociedad supuestamente patriarcal, los hombres –en general- damos nuestras vidas por las mujeres, muchos de nosotros, sobretodo los que somos más viejos, hemos trabajado muchos años y compartido nuestros salarios o nuestros ingresos, con mujeres que o no estaban insertas en el mercado laboral, o tenían trabajos menos remunerados por ser de menos horas, o de menor riesgo, o de menos necesidad de capacitación o por alguna otra variable por el estilo.

También muchos de nosotros tuvimos que hacer el servicio militar, o ir a la guerra, y muchos de nosotros, morir o regresar mutilados o dañados.

Los hombres, en este “patriarcado” asumimos los peligros, protegemos a nuestras familias, hijas, hijos y mujeres. No nos aprovechamos de nuestra mayor fuerza para salvarnos a nosotros mismos. Si entra un asaltante a nuestra casa somos nosotros los que lo enfrentamos, no nos escondemos, escondemos a nuestras mujeres y prole para protegerlos y vamos y ponemos el pecho.

Tenemos los trabajos más riesgosos y sufrimos las consecuencias. Podría hacer una larga lista de todas las cosas que sufrimos en el “patriarcado”, que por definición debería ser un sistema del cual nos aprovechamos con relación al sexo femenino, pero no es así, vivimos en un sistema que reparte tareas, en el que las mujeres, tal como los vienen haciendo desde el comienzo de los tiempos se ocupan más del cuidado de las personas, y eso no es por capricho ni imposición de nadie, sino porque son ellas las que llevan el embarazo nueve meses, son ellas las que paren, son ellas las que amamantan, son ellas las que tienen un vínculo más intenso con las crías. Y mientras ellas hacían eso nosotros conseguíamos el alimento, ¡para todos!, también para ellas.

Patriarcado, ¡patriarcado las pelotas!
Y en la medida que la sociedad y la cultura fueron permitiendo una modificación de roles eso se ha hecho. Ahora las mujeres pueden acceder prácticamente a casi cualquier rol social. Claro, es lógico que el contratista prefiera un hombre para manejar el taladro que rompe el asfalto, pero eso no es por machismo, sino porque la fuerza sigue siendo allí un factor de diferencia. Cuando la tecnología nos permita utilizar un taladro igual de potente y manejable por cualquier mujer ya vas a ver a las mujeres también rompiendo las calles.

¿No te das cuenta de que el orden social NO ES producto de una conspiración de hombres contra mujeres?

¿No te das cuenta de que tanto hombres como mujeres tenemos ventajas y desventajas?

¿No te das cuenta de que la superación de esas desventajas NO pasa por oponernos los unos y las otras?

Gahariet dijo...

Edu:

Por fin te das cuenta: el patriarcado nos afecta a hombres y mujeres. Hablas de que el hombre tiene que blablabla, traer el sueldo a la casa, y blablbal... precisamente el feminismo tiene como objetivo terminar con esto. Los hombres son víctimas también del patriarcado porque se les asigna roles estereotipados de "hombre". NO se les permite llorar... tenían que hacer servicio militar obligatorio (ahora mujeres también, pero bueno), etc.

Como de costumbre, tenemos un malentendido semántico del patriarcado. Patriarcado
no significa que se deba culpar a los hombres. O que los hombres no tienen
desventajas en absoluto en el paradigma socioeconómico actual. Definición
del patriarcado: "El patriarcado es un sistema social en el que los hombres representan en su mayoría la autoridad primaria del centro de la organización social, ocupando roles de liderazgo político, autoridad moral y control de la propiedad. Esto es diferente de decir que los hombres son los culpables, o que los hombres tengan la vida fácil. Aquellos que piensan así realmente no entienden nada.

El patriarcado no es la causa, es el síntoma. Los hombres también son adoctrinados y criados con tales valores.

"¿No te das cuenta de que el orden social NO ES producto de una conspiración de hombres contra mujeres?"

Esto me hizo reír... jajajaj. Espero que mi texto anterior te lo aclare. Conspiración dice... jajajaj.

Edu dijo...

Gahariet: «Por fin te das cuenta: el patriarcado nos afecta a hombres y mujeres.»

Hombres y mujeres tenemos ventajas y desventajas en la vida, destacamos en cosas distintas, tenemos problemas distintos, ¡somos distintos! ¿Estás de acuerdo en esto?

Puedes estar de acuerdo o encontrarle matices, lo que no necesitas es ponerle el nombre de “patriarcado”. O por qué no llamarlo “matriarcado”, o “gahariado”, total, todo es lo mismo, ¿o no lo es? Yo creo que no lo es, que si tengo un sistema tal, en el que básicamente tengo individuos de dos sexos, ponerle un nombre que hace referencia a uno y solo a uno de esos sexos, cuando ya vimos que ambos sexos son iguales ante la ley y que difieren en cosas naturales, no tienen lógica.

Ni los hombres son víctimas del patriarcado ni las mujeres lo son.
Y sobre el problema semántico. Patriarcado, en idioma feminista actual, significa precisamente culpar a los hombres, atriubuirla a los hombres el detentar privilegios y someter y sojuzgar a la mujer. Esto es el abc del feminismo actual.

Si los hombres están más presentes en los roles de liderazgo es porque se lo proponen, no porque les pongan un pie encima a las mujeres y les impidan llegar. Las mujeres lo tienen más difícil, por cierto, ¿por qué?, porque son mujeres. Y las diferencias entre mujeres y hombres traen aparejadas distinta posibilidad de acceso a distintas tareas en la sociedad. ¡Pero no porque nadie se los prohíba!

Repito, las mujeres llevan en sus vientres a las crías nueve meses, luego los amamantan, luego les dedican –como es natural- mayor tiempo que los padres. ¡Nadie las obliga a embarazarse ni a amamantar ni a cuidar a los niños, es algo natural! ¿Cómo es que no lo entiendes?

No entiendo cuál es la gracia que te causa esta frase: "el orden social NO ES producto de una conspiración de hombres contra mujeres”. Así es el discurso del feminismo acerca de la realidad.
Y no, no hay ni hubo nunca una conspiración masculina en contra de las mujeres. La organización social existente en cada momento histórico es la que se corresponde con el nivel de desarrollo de cada momento dado. Por eso es que las tareas humanas han tendido a una igualación. Por eso es que hay cada vez más mujeres ejerciendo tareas que antes solo ejercían hombres. El cambio no se debe a una lucha de liberación femenina frente a la opresión masculina a la que deberíamos adherir todos quienes estamos a favor de la igualdad de derechos y en contra de la opresión de unos humanos contra otros. El cambio que vivimos, la situación que vivimos es la que se corresponde con la época que vivimos.

Edu dijo...

Gahariet, en este video Xeno explica muy bien el tema de la correspondencia entre lo objetivo y lo subjetivo, lo material, lo cultural y lo ideológico. Me gustaría conocer tu opinión al respecto:

https://www.youtube.com/watch?v=eJPjl_w-Ezw

Edu dijo...

Y en este otro video vas a entender el por qué del éxito del feminismo:

https://www.youtube.com/watch?v=wOEx86KZoio

Gahariet dijo...

Jaja, los hombres están en más posiciones de liderazgo porque se lo buscan... jajaja! Claro, tienen el gen del liderazgo, ese gen que no existe.

Eso se inculca. Los roles de género se inculcan. Si a un bebé niña y un bebé niño se les trata distinto desde que son paridos, ya me dirás cómo distingues el ser intrínsecamente de una forma u otra.

Cuando era pequeño, me regalaban juguetes donde se ejercita el liderazgo, el riesgo, etc. A mis hermanas les regalaban juguetes donde se ejercitaba su empatía, cuidado de otros, etc. En todas las películas de dibujos veían a princesas desvalidas siendo salvadas por sus príncipes. Siempre que venían familiares o amigos de nuestros padres a mi me hacían preguntas dintitas de las que les hacían a mis hermanas. Me preguntaban cuando ya era un poco mayor sobre política. A mis hermanas les decían: "Ay, qué pelo más bonito... quién te hizo el peinado? "Ay, qué guapa eres". Debes ser iluso para pensar que esta forma de tratarte no va a afectar en tus decisiones futuras.

Tu lógica mujer-hombre con otros ejemplos:
(1) Los estudiantes tienen descuentos en transporte y otros dominios. ¿Verdad? No es justo. Los estudiantes lo tienen más difícil, por cierto, ¿por qué?, porque son estudiantes. Y las diferencias entre estudiantes y personas que trabajan traen aparejadas distinta posibilidad de acceso a distintas tareas en la sociedad. Si ellos son estudiantes es porque quieren... no me jodas. Que se pongan a trabajar. Yo también quiero descuentos "por ser estudiante".

(2) Vaya con los mayores de 60, teniendo descuentos. No quieren la igualdad? Pues nada, que paguen como todos. Los mayores lo tienen más difícil, por cierto, ¿por qué?, porque son mayores. Y las diferencias entre mayores y jóvenes traen aparejadas distinta posibilidad de acceso a distintas tareas en la sociedad.

PRECISAMENTE PORQUE traen aparejadas distintas posibilidades, debemos facilitarles la tarea. Si las mujeres se quedan embarazas, pues baja por maternidad y no penalizarlas en su curriculum por no haber trabajar un año (que en realidad lo trabajan educando y haciéndose cargo del niño, por poner un ejemplo).

Edu dijo...

Gahariet, no has contestado practicamente nada de lo que puse. Te agrego algo más:

escribiste: « Los roles de género se inculcan. Si a un bebé niña y un bebé niño se les trata distinto desde que son paridos, ya me dirás cómo distingues el ser intrínsecamente de una forma u otra.

Cuando era pequeño, me regalaban juguetes donde se ejercita el liderazgo, el riesgo, etc. A mis hermanas les regalaban juguetes donde se ejercitaba su empatía, cuidado de otros, etc.»

La nueva pregunta es: ¿cuál es tu explicación para que eso sucediera? ¿por qué no les inculcaban las mismas cosas? ¿o por qué la inculcación no era al revés, por qué no los "juguetes donde se ejercita el liderazgo" a ellas y los "juguetes donde se ejercitaba la empatía" a ustedes?

Y repasa mi mensaje anterior que hay un montón de cosas sin responder.

Ah, y los videos de Xeno.

Pitiklinov dijo...

Yo añadiría a las preguntas de Edu las siguientes:

-¿Por qué ha ocurrido eso en todas las épocas y en todos los lugares? Mira que hay variedad en ropas, comidas, costumbres, etc en el mundo pero ha habido convergencia en esto…Podría ser que no fuera arbitrario que se les de diferentes juguetes a cada sexo?

¿Por qué en sitios donde se ha enseñado a niños y niñas en roles más igualitarios de género, como Suecia, se mantienen e incluso se amplifican las diferencias?

-¿Por qué en sitios donde se realizó un esfuerzo mucho mayor que el que se está realizando actualmente en Suecia -como fueron los kibutz de Israel- se repitieron las diferencias a pesar de una educación fieramente igualitaria que buscaba eliminar esas diferencias?:
https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2017/04/las-mujeres-en-los-kibutz-vida-familiar.html
¿Por qué cuando se ha educado a niños como niñas, como a David Reimer, o a muchos niños con extrofia vesical o cloacal
https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2016/05/la-ciencia-de-la-orientacion-sexual.html
o con déficit de alfa-5 reductasa:
https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2017/07/los-guevedoces-las-ninas-que-se.html
no se han sentido niñas ni han tenido una psicología de niñas?
¿Cómo explicamos eso?

Aquí hay más razones por las que la socialización no explica las diferencias sexuales:
https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2017/12/la-socializacion-no-explica-las.html

Gahariet dijo...

¿Por qué tratamos a niñas y niños diferente? Por el pensamiento troglodita como el de todavía muchos de que porque una mujer dé a luz no puede dedicarse a otros menesteres el resto de su vida (e incluso mientras está embarazada). EL liderazgo nada tiene que ver con dar a luz o tener tetas y vagina o pene. A ver cuando se dan cuenta. Es tan fuerte lo de los roles, que incluso en países donde se han empezado a llevar políticas más igualitarias, como los países nórdicos, aun no se ve. Tendrán que pasar muchos decenios o hasta una centuria, varias generaciones, para verlo. Pero sí que existen más mujeres en posiciones de liderazgo que en otros países, así que sí que tienen efecto. En Finlandia la primera ministra es mujer, ha habido otras, y el gabinete de hecho tiene muchas más mujeres que hombres (!) [eso de que se amplifican las diferencias te lo has sacado del sombrero]. Jaja, ahora dirán muchos: vaya, qué igualdad! Bueno, nunca lo han dicho cuando hay más hombre que mujeres, que es la norma.

Ah, otra cosa: soy neurocientífico, y no hay diferencias en sustrato cerebral entre mujeres y hombres. Aquí tienes una review: https://www.nature.com/articles/d41586-019-00677-x "Neurosexism: the myth that men and women have different brains", de nada menos que la revista Nature.

No voy a responder a esos vídeos que no pienso ni ver. En mi vida ya he visto y leído todos los argumentos contra el feminismo. Gente como tú también se oponen a otros temas, como homosexualidad, etc. Es lo típico. Pensamiento intransigente y nada científico. No perderé mi tiempo en esos vídeos, que regurgitan lo de siempre.

A tus preguntas de sexo, ¿cómo explicas que muchos niños se sientan como niñas y muchas niñas como niños?

Estás tergiversandolo todo.
No niego que haya algunas diferencias a nivel biologico, pero no explican el por qué del tremendo desajuste en posiciones de liderazgo. No hay nada en la biología femenina que no capacite a una mujer a los mismos roles cognitivos que a un hombre.

Gahariet dijo...

Uds. también son quienes por la misma lógica atribuyen una minusvalía genética a los negros y minorías que no tienen éxito en la sociedad. No es el racismo sistémico: son ellos mismos que no son tan agudos cognitivamente y tienden a la violencia lo que les ha llegado a ser despreciados. El mismo argumento que para las mujeres. Es todo biológico... están donde están porque ahí deben estar. El lugar que les pertenece.

Pitiklinov dijo...


No sé si te das cuenta pero no has contestado a las preguntas que te hacíamos Edu y yo sino que emprendes una huida hacia adelante hacia no sé dónde…
Para contestarnos tendrías que leer algo del material que te sugerimos y criticarlo con argumentos, pero no veo que lo hagas. Es un monólogo y no vamos a ningún sitio.

Con respecto a diferencias cerebrales, algunos estudios que sí las encuentran:
https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.02.17.952010v1
https://academic.oup.com/cercor/article/28/8/2959/4996558

hay muchos más, éste de este último del mes de Julio:

https://www.pnas.org/content/early/2020/07/14/1919091117

Otra prueba más de que la socialización no explica las diferencias sexuales es una que tú mismo has mencionado sin darte cuenta de que minaba tu propio argumento: si a un niño los padres le educan y tratan como niño, sus abuelos también, en la escuela también, etc. y entonces va y te dice que se siente niña explícame cómo se debe eso a la socialización, si va precisamente en contra de toda la socialización que ha recibido…

Gahariet dijo...

Sí, obviamente, son cerebros de adultos, han vivido toda una vida y la experiencia deja huella! Eso es básico. Si examinas cerebros de músicos y no músicos encuentras diferencias anatómicas y funcionales... eso significa que nacieron así? NO! EL entrenamiento muscular, cognitivo, audio-motriz ha reorganizado su cerebro. Conocerás el caso de plasticidad de hipocampo de los taxistas londinenses... nuestros cerebros son plásticos y se moldean, pero no son distintos en término medio biológicamente. Si a dos personas se les inculcan distintos valores y ejercitan distintas destrezas, sus cerebros las van a mostrar. Pero eso no significa que si a una mujer se le hubieran inculcado ciertas destrezas sus cerebro serían más "masculinos", significando aquí "destrezas atribuidas a los hombres".

Pitiklinov dijo...

Bien, ahora tu postura ha cambiado y dices que sí hay diferencias en el sustrato cerebral pero que se deben a la socialización.
Pero sigues sin leer nada de lo que te ponemos. Este es el primer párrafo de la discusión del artículo de Julio:

Our findings provide several insights into sex-biased human brain anatomy, which 1) address active controversies regarding the consistency of neuroanatomical sex differences, 2) demon- strate that sex differences in regional GMV are aligned with functional systems for face processing, 3) provide evidence for a close spatial relationship between sex differences in human brain anatomy and regional expression sex-chromosome genes, and 4) establish that genes which are most closely coupled to regional sex differences in cortical GMV anatomy are strongly associated with specific biological processes and cell types. We address each of these insights below.
Y sigues sin contestar a las varias objeciones al poder de la socialización que te hemos planteado, sin ir más lejos la que te ponía en el último comentario. Un niño criado como niño, socializado como niño, al que se le han dado juguetes de niño…¿de dónde saca que es niña?
De verdad, si crees que podrías estar equivocado o que no tienes una visión completa de las cosas y curiosidad por conocer una visión diferente a la tuya, tienes material por ahí para explorar e investigar.
saludos

Edu dijo...

Gahariet,

1. el enlace que pusiste da como resultado PÁGINA NO ENCONTRADA

2. Como te hace notar Pitiklinov, ¿cómo explicas el caso del niño socializado por sus padres como niño, socializado por sus abuelos como niño, socializado por la escuela como niño, y sin embargo dice que se siete niña?, lo cual es totalmente coherente con la explicación endocrinológica.

3. Pero supongamos por un momento que la socialización es tal como tú dices, tal como la caracterizas, y con la influencia que postulas. Te reitero la pregunto: ¿por qué es así?, “Por el pensamiento troglodita”, dices; entonces, reformulo, ¿por qué existe ese pensamiento troglodita?, ¿lo que estás diciendo es que esa forma de pensar estaba justificada en el pasado (troglodita)? ¿Por qué estaba justificada? ¿Por qué estaba justificada antes y ahora no? ¿Qué ha cambiado?

4. Esta pregunta se deriva del punto anterior ya deberías estar imaginándotela (y está relacionada con el primer video de Xeno –que te niegas a ver porque “ya has visto y leído todos los argumentos contra el feminismo”- o sea que no te sería nada difícil utilizar tu conocimiento para dar tu opinión fundada sobre los asuntos que allí se tocan).

5. Hombres y mujeres tenemos ventajas y desventajas en la vida, destacamos en cosas distintas, tenemos problemas distintos, ¡somos distintos! ¿Estás de acuerdo en esto? Y si lo estás, ¿porque le llamas “patriarcado”?

6. No adviertes que el feminismo postula que el varón es la culpa de todos los males, que es machista, opresor, privilegiado, etcétera, y que esas acusaciones son contradictorias con sostener que Hombres y mujeres tenemos ventajas y desventajas en la vida, destacamos en cosas distintas, tenemos problemas distintos, ¡somos distintos!

7. Y hablando de que somos distintos, en tu último mensaje dijiste A) no hay diferencias en sustrato cerebral entre mujeres y hombres y B) No niego que haya algunas diferencias a nivel biológico. ¿Estás diciendo que hay algunas diferencias… ¿¡pero no a nivel cerebral!? ¡Explícame eso!

8. ¿cuál es la gracia que te causa esta frase?: "el orden social NO ES producto de una conspiración de hombres contra mujeres”. ¿Es que quizás sí crees que existe esa conspiración?

9. El asunto del liderazgo, ¿cómo piensas que sucede este asunto es las otras especies? ¿Existe un rol de liderazgo en los machos? ¿No existe? ¿Qué pasa con las hienas, y por qué?

10. ¿Nunca pensaste por un momento el por qué del surgimiento del feminismo, por qué lo hizo cuando lo hizo y no en otro momento histórico? ¿Nunca pensaste que quizás ciertos cambios encuentran su explicación en otros cambios? Por ejemplo, la participación de la mujer en el mercado laboral de los EEUU cuando los hombres fueron enviados al frente, ¿podrá tener algo que ver con la “liberación” femenina? La píldora anticonceptiva, ¿habrá tenido alguna influencia en todo este asunto?

Te propongo algo, suspendamos estos intercambios. Deja la soberbia a un lado y mírate los videos de Xeno. En una semana me respondes estas 10 preguntas. ¿Te parece bien?

Gahariet dijo...

Bien, ahora tu postura ha cambiado y dices que sí hay diferencias en el sustrato cerebral pero que se deben a la socialización.

Nunca dije que no hubiera diferencias en el cerebro adulto, obviamente trabajo en neurociencia y lo que se examinan en estos estudios son cerebros adultos que dan su consentimiento. Dame un ejemplo de un estudio con cerebros de bebes en cuanto a diferencias de sexo. Un jugador de ajedrez tiene ciertas partes del cerebro algo distintas por ejercitar esa destreza. Esto es obvio! No nació asi. Los apuntes que pones, como "sex differences in regional GMV are aligned with functional systems for face processing" son correlacionares, no causales. No prueban nada. Que una musicologías tenga funcionalmente el cortex auditivo y motor mas conectado es correlacional, no significa que nació con esta funcionalidad que le llevo a ser músico...

El enlace está correcto. Revísalo. Ademas puse el titulo del artículo. Aquí lo tienes. Compia y pégalo correctamente: https://www.nature.com/articles/d41586-019-00677-x "Neurosexism: the myth that men and women have different brains".

Lo siguiente: En el caso de niños que quieren ser niñas... tienen hormonas masculinas, genitales masculinos... "¿cómo explicas que quiera ser niña?" Es una cuestión compleja y son obviamente "outliers" que estamos entendiendo. Pero obviamente, el punto está claro: "no hace falta tener testiculos para ser hombre". Se ve que la biología no tiene más peso que la sociología. Estos "experimentos" suelen estar poco controlados. SI ya gemelos tienen una personalidad muy distinta... imagínate. Los padres no son conscientes muchas veces del trato distinto.

"No adviertes que el feminismo postula que el varón es la culpa de todos los males"
Esto es la estupidez mayor que he leído en mi vida. Si fuera asi, yo sería anti-feminista, jajajaja! Qué gran estupidez!!! "Que el varón es el mal de todos los males". Hay otros males en la sociedad y el feminismo postula que es el patriarcado, no el varón. El patriarcado es un sistema de valores que atribuye roles a los sexos.

"¿Qué pasa con las hienas, y por qué?" No puedes comparar distintas especies. Hay especies hermafroditas, especies donde el "macho" se queda embarazado, etc.


Edu dijo...

Gahariet,

La feminista Gina Rippon lo que dice en ese paper es que “los neurocientíficos modernos no han identificado diferencias decisivas que definan la categoría entre los cerebros de hombres y mujeres”.

Luego dice: “el mapa omite la gran mayoría de las conexiones que no diferían entre los participantes adolescentes del estudio; ni controlaba la maduración relacionada con la pubertad o, una vez más, el tamaño del cerebro, todo lo cual reduce la aparente diferencia entre hombres y mujeres.”

Eso es todo lo que publica Rippon en Nature para intentar sostener su punto.

En cambio, los estudios que presentó Pitiklinov sí que encontraron diferencias. Y hay muchos más. Pero claro, tú pides estudios en bebés. ¿Es que acaso el hecho de que las niñas hablen en promedio antes que los niños se debe a la crianza? ¿Es que las hormonas que son diferentes entre mujeres y hombres no tienen ningún efecto sobre las estructuras cerebrales? ¿La historia evolutiva humana tuvo vedado el acceso a los cerebros de mujeres y hombres?, ¿moldeó todo menos los cerebros? Y si la cultura es tan poderosa para moldear conductas distintas en los sexos, ¿no ha producido ningún efecto en nuestros cerebros a través de cientos y miles de generaciones? ¡Eso sí que sería algo extraordinario!

Ah, pero vos pedías un estudio sobre diferencias en bebés, supongo que si es en fetos mejor aún, ¿cierto? Bueno, acá te lo dejo:

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1878929318301245

Y te recuerdo que no respondiste a nada de lo que te planteamos.

Edu dijo...

Gahariet, otro estudio más que debería interesarte

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1878929318301245

Diferencias sexuales en cerebros fetales.

anónimo dijo...

Gahariet (no quiere entender)
"((2) Vaya con los mayores de 60, teniendo descuentos. No quieren la igualdad? Pues nada, que paguen como todos. Los mayores lo tienen más difícil, por cierto, ¿por qué?, porque son mayores. Y las diferencias entre mayores y jóvenes traen aparejadas distinta posibilidad de acceso a distintas tareas en la sociedad."
No, no son mayores de 60, es a partir de los 35 años cuando se discrimina en el trabajo. Parece mentira que alguien tan preocupado como tú por un tema social no esté enterado (solo sabes de "lo tuyo"). Y lo que intento explicarte es que hay discriminaciones mucho más graves que las de género que, en el trabajo son mínimas. Parece que no entiendes nada pero seguramente es que no quieres hacerlo porque tienes algún interés y por eso distorsionas cualquier argumento. No es posible no enterarse para una (supuesta) inteligencia media.

Anónimo dijo...

Gahariet
Nada en contra del feminismo, todo lo contrario, estoy a favor. Pero todo en contra del populismo que quiere adueñarse de este movimiento.

Antonio Adame Tomás dijo...

Muy interesante el artículo. Se dejan claras algunas cosas que siempre parecen no entenderse.

Edu dijo...

Otro estudio sobre diferencias cerebrales entre hombres y mujeres

¿LOS HOMBRES Y LAS MUJERES TIENEN CEREBROS DIFERENTES?
La CNN 3D propuesta arrojó un mejor resultado de clasificación (93,3%) que la SVM (78,2%) en las imágenes de FA de todo el cerebro, lo que indica que es probable que existan diferencias relacionadas con el género en el rango de todo el cerebro.

Confirmamos que las diferencias relacionadas con el género existen en las imágenes de FA de todo el cerebro, así como en cada región específica del cerebro. Estas diferencias estructurales cerebrales relacionadas con el género podrían estar relacionadas con las diferencias de género en la cognición, el control emocional y los trastornos neurológicos.

https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnins.2019.00185/full

Anónimo dijo...

patriarcado es un concepto que surge en la antropología y sociología, pero la idea de patriarcado que tienen las feministas es muy distinta a la primera. las feministas tienen al menos tres definiciones (me baso en el libro La deshumanización del varón, recomendadisimo): como un sistema que oprime a las mujeres en beneficio de los hombres, como un sistema en el que los altos cargos estan copados por hombres y como un sistema que asigna roles a hombres y mujeres.

Nicolás dijo...

La mayoría de los algoritmos de clasificación de aprendizaje automático son "cajas negras", lo que significa que no revelan nada sobre cómo combinan las características del cerebro para definir los cerebros "masculinos" y "femeninos". A pesar de la precisión de los algoritmos, es posible que sus definiciones ni siquiera sean consistentes: se conoce que en muchos casos los algoritmos usan diferentes características cerebrales al clasificar diferentes subpoblaciones de mujeres y hombres. La predicción del sexo de los algoritmos puede depender del tamaño de la cabeza... por ejemplo.

Edu dijo...

El caso Daphna Joel es paradigmático de la tosudez ideológica. Los invito a leer "DAPHNA JOEL, O COMO LA IDEOLOGÍA ES REFRACTARIA A LA CIENCIA".

https://drive.google.com/file/d/1ROBD-rLao8mPJEvtdDHIElkEKIbpfmw9/view?usp=sharing

Nicolás dijo...

No entiendes a Joel. Ella no dice que seamos tablas rasas, de hecho dice que hay diferencias que responden al sexo, pero que tanto hombres como mujeres las tienen. El cerebro no tiene más género que el hígado o los riñones. ¿Para cuándo un estudio de las diferencias entre hígados de mujeres y hombres? La simplicidad de quienes creen que los seres humanos somos una división binaria... es simplista y estúpida. Hay características femeninas y masculinas, pero tanto hombres como mujeres no se componen exclusivamente de un grupo.

Y además, esas diferencias no se traducen en diferencias comportamentuales. Muéstrame un estudio en el que el tamaño de una parte del cerebro distinta entre mujeres y hombres se traduzca directamente en una habilidad, destreza, aspecto cognitivo superior en mujeres y hombres. NO existen tales estudios. A menos que seáis frenólogos y penséis como en el siglo pasado, que los cerebros mayores indican mayor inteligencia. En los primeros días de la neurociencia, estas diferencias en el cuerpo y cerebro se pensaban que definían la superioridad del hombre blanco.

Es como la altura: los hombres por general son más altos que las mujeres, pero el rango de alturas comunes entre mujeres y hombres incluye el 80%. Es decir, que es imposible predecir la altura que tendrá una mujer o un hombre dado, porque tanto mujeres como hombres coinciden en un 80%. Pero si coges a alguien del extremo de la distribución gaussiana, y dices: esta persona mide 2 metros, es mas probable que sea un hombre que una mujer con mayor probabilidad. Lo mismo con el cerebro. Y estos casos, como dice la catedrática Joel, son los menos. Los cerebros típicamente masculinos/femeninos solo cuentan un 6% entre la población. El resto son mosaicos. Como la altura. Si mides 1,70, qué eres ¿un hombre o una mujer? Si tienes un cerebro con estas características, ¿qué eres? El cerebro es demasiado complejo para ser binario. Es simplista y estúpido pensar que si te dan los patrones funcionales de un cerebro determinado puedas averiguar si es de una mujer o un hombre. Si ya es difícil con la altura... imagínate con el cerebro.

Pitiklinov dijo...

Hola Nicolas,
al respecto de lo que comentas igual te interesan estas cosas:

1- Aquí Kevin Mitchell explica que "Los hombres y las mujeres no tienen cerebros diferentes en la forma en que tienen genitales diferentes. Pero *sí* tienen diferentes cerebros en la forma en que tienen diferentes caras”.
http://www.wiringthebrain.com/2017/08/debunking-male-female-brain-mosaic.html
Es decir, no hay una sola característica que diferencia el cerebro masculino del femenino pero su sumas varias sí lo puedes diferenciar. Si sumas diferencias en ojos, nariz, mentón, etc. predices si una cara es de chico o de chica
Colin Wright explica en este hilo de Twitter precisamente esto: la falacia univariante:
https://twitter.com/swipewright/status/1124406797916409856?s=12
2- Mira este artículo de la propia Daphna Joel donde ella misma, aparte de su discurso habitual en las conclusiones dice esto:
“Moreover, although it is possible to use one’s brain architecture to predict whether this person is female or male with accuracy of ∼80%, one’s sex category provides very little information on the likelihood that one’s brain architecture is similar to or different from someone else’s brain architecture.”
https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnhum.2018.00399/full

3- Con respecto a diferencias de otros órganos, por supuesto que las hay.Y ya que has mencionado el hígado:
“Una de las principales complicaciones médicas del abuso de alcohol es la que afecta al hígado. El riesgo de toxicidad hepática se ha establecido en tasas relativamente bajas de alcohol consumido (30 g/día) y las mujeres bebedoras de riesgo muestran entre dos y cuatro veces mayor probabilidad de desarrollar toxicidad hepática que los hombres.”
https://noticiassaludables.com/espana-el-metabolismo-del-alcohol-diferencias-entre-hombres-y-mujeres/

https://elpais.com/diario/1990/01/15/sociedad/632358008_850215.html

Encuentras diferencias en el metabolismo de fármacos entre los sexos en general (que depende en buen medida del hígado), pero volviendo al cerebro, los psicofármacos afectan de forma diferente a cada sexo:

https://www.scientificamerican.com/espanol/noticias/cuando-se-trata-de-farmacos-tambien-hay-diferencias-de-genero/

Saludos

Nicolás dijo...

1. Comparaciones de caras y cerebros no me vale. La variabilidad de caras entre hombres (o entre mujeres) es mayor que la variabilidad entre caras de hombres y mujeres (un fenómeno similar ocurre en genética con el concepto de razas y variabilidad entre “razas”).
2. No pareces entender la conclusión de Daphna Joel, que tú mismo escribes: "one’s sex category provides very little information on the likelihood that one’s brain architecture is similar to or different from someone else’s brain architecture.”

En resumen: aunque es posible determinar si un cerebro determinado pertenece a un hombre o mujer, no es posible, dado el sexo, saber la composición del cerebro: Pone un ejemplo muy esclarecedor: "To illustrate the difference between the two directions of prediction let’s consider a hypothetical brain with only three regions, each of which has only two forms, one common in females and the other common in males. Let’s label the three brain regions by the letters A, B and C if they have the form common in females, and by a, b and c if they have the form common in males. An ABC or an ABc brain most likely belongs to a female, whereas an abc or an Abc brain most likely belongs to a male. So, it is possible to use brain structure to predict one’s sex category. But it does not allow the reverse prediction. Knowing that someone is male allows only the prediction that he is likely to have more features that are common in males than those common in females, but it does not reveal the exact composition of his brain mosaic: it might be abc, Abc, aBc, or abC. Further, there is a chance that he is one of the relatively few males who have more features that are common in females, so he may have an aBC, AbC, ABc or even an ABC brain. (Brains of men that had only female-end features as well as brains of women that had only male-end features were found in some of our datasets, Joel et al., 2015)."

"The three-region brain example can also be used to explain why sex category provides little information on similarities and differences between individuals. For example, an ABc brain, which has more female-typical features, is more similar to an Abc brain, which has more male-typical features, than to an aBC brain, even though the latter also has more female-typical features (because ABc and Abc have A and c in common, whereas ABc and aBC only share B).””

3. Que el hígado o el cerebro sean distintos, no significa que la inteligencia o destrezas de hombres y mujeres sean distintas. Muéstrame un estudio donde se demuestre que las diferencias cerebrales se traduzcan en diferencias comportamentuales o cognitivas, con efecto de causalidad (no como en el ejemplo de los taxistas de Londres, donde ejercitarse en una habilidad desarrolla el hipocampo).

Pitiklinov dijo...

Hola Nicolas,

1- y 2-
Igual tenemos que ponernos otra vez de acuerdo en lo que estamos discutiendo. Yo pensaba que estábamos discutiendo si los cerebros de hombres y los de mujeres son iguales o son diferentes. Creo que los datos están de mi parte en que son diferentes ya que se pueden diferenciar con un 80% de fiabilidad. Si me das un cerebro y yo puedo decir si es de hombre o de mujer con un 80% de seguridad, es decir, con muchas más probabilidades que al azar, entonces es que hay diferencias y son detectables.
 
Ahora bien, si estamos discutiendo a ver si todos los cerebros de hombres son iguales y todos los de mujeres son iguales, entonces tienes razón tú. Igual que no todas las caras de hombres son iguales ni todas las de mujeres iguales, tampoco todos los cerebros de hombres son iguales. Hay muchas maneras diferentes de tener cara de hombre y muchas maneras diferentes de tener cara de mujer. También habría maneras diferentes de tener un cerebro de hombre o de mujer.
Joel dice esto y estoy de acuerdo:

“Knowing that someone is male allows only the prediction that he is likely to have more features that are common in males than those common in females, but it does not reveal the exact composition of his brain mosaic”.

Tu cerebro y el mío van a tener más características de las que son más frecuentes en hombres y tu cara y la mía van a tener más rasgos faciales de los que son más frecuentes en hombres. Pero, efectivamente no nos va a dar la composición exacta de nuestros cerebros ni de nuestras caras. Pero yo no he defendido eso en ningún momento.

 
3-
En cuanto a las diferencias a nivel de órganos y corporales en general, creo que es evidente que hay diferencias en huesos, capacidad pulmonar, cardíaca, en la grasa, en los músculos, etc. Entre otras cosas, por eso hay competiciones deportivas diferentes para hombres y para mujeres: porque sus cuerpos son diferentes a muchos niveles
 
 
Por último, me pides un estudio donde se demuestre que las diferencias cerebrales se traduzcan en diferencias comportamentales, con efecto de causalidad.  Te puedo poner una diferencia entre los cerebros de hombres y mujeres tan evidente que se nos suele pasar por alto: la inmensa mayoría de cerebros femeninos dan lugar a una orientación sexual androfílica, es decir, que el individuo portador de ese cerebro se siente atraído sexualmente por hombres. Y la inmensa mayoría de cerebros masculinos dan lugar a una orientación ( y a unos comportamientos asociados a ella) ginefílicos. Es decir, que los sujetos con ese cerebro se ven atraídos hacia las mujeres.

Nicolás dijo...

Pitiklinov:

1. Sí, los cerebros son distintos, entre mujeres y mujeres y hombres y hombres. De hecho, como dice la catedrática Daphna Joel, hay cerebros de mujeres más parecidos a de hombres que entre mujeres, y lo mismo pasa entre cerebros de hombres. Estamos hablando de la constitución física. Pero en el fondo aquí se habla de que estas diferencias JUSTIFICAN comportamientos distintos, como si diferencias entre hígados indicasen que el hígado funciona diferente. https://ourworldindata.org/uploads/2019/06/distribution-1-775x550.png

Realmente los cerebros de los hombres y mujeres no son tan diferentes, como dije, es imposible saber la configuración de un cerebro de hombre y de mujer ya que hay una intersección de un 80%. Mira mi ejemplo de las alturas. Dado un hombre o una mujer, solo puedes decir que el 95% de mujeres está entre 150 y 179 y los hombres entre 163 y 193, con lo cual… cualquiera entre approx 160 y 180 puede ser tanto un hombre o una mujer.
3. Incluso en este campo de deportes segregados por sexo, se está viendo que hay muchísimas mujeres con niveles de hormonas típicamente definidas como “masculinas” tan altos como hombres, entonces la diferencia para competir no debería ser el “sexo”, sino la composición de hormonas, masa muscular, etc. Como ves, la division por sexo es inapropiada. Otra cosa es que no puedes usar las diferencias físicas para compararlas a las mentales. Que dos personas tengan diferente capacidad pulmonar no significa que una sea menos capaz cognitivamente.

4. No me sirve: en primer lugar, no me estás proveyendo de ningún estudio que prueba causalidad. Y en segundo, estás hablando de correlación, no causalidad. Más arriba otro comentador aludió al cerebro de los taxistas: que los cerebros de los taxistas tengan mayor masa gris en el hipocampo no significa que la dirección de efecto sea esa. De hecho, cuantos más años de experiencia conduciendo como taxista, mayor es el área. Así que correlación no es causalidad. Primero fue el comportamiento que hizo desarrollar el hipocampo, y no fue primero el hipocampo el que convirtió a esas personas en taxistas. Que haya una correlación entre preferencia sexual y cerebro no significa que la primera causó la segunda.

Además, de todos se sabe que el tema de la orientación sexual está bajo investigación y no conocemos cómo está determinado (así como todo el tema de la transexualidad… ). De hecho, se especula que una interacción de epigenetic y regulación hormonal, no neuronal, la que se implica en la orientación sexual.

Como ves, no me has dado un estudio, como te pedí, solo tu declaración de que causalidad existe. No me vale.

Edu dijo...

Nicolás, el común de las personas es capaz de decir de qué sexo es una persona con solo verla, sin necesidad de mirar sus genitales. Hay pocos individuos sobre los cuales hacer esta disquisición es dudosa. La cuestión es, ¿cómo lo hacemos? Sabemos que esto puede hacerse prescindiendo de los aspectos culturales. Lo hacemos en forma inconsciente apreciando sus rasgos, piel cabello, cara, tamaño de la nariz, del mentón, forma de los labios, ancho de los hombros y un sinnúmero de características que por sí solas, cada una, no nos permitirían hacer esa determinación, pero apreciando el conjunto acertamos en un número cercano al ciento por ciento. Y si les miráramos los genitales quedarían pocas o ninguna duda.

Lo anterior demuestra que hombres y mujeres somos distintos. Lo que no quiere decir que seamos *absolutamente* distintos en cada parte, pero no debería quedar duda de que somos distintos, sino sería imposible diferenciarnos con tanta facilidad y precisión.

Probado que somos distintos sería realmente extraño que nuestros cerebros no lo fueran. Y si un órgano como el hígado funciona en forma diferente entre hombres y mujeres, con más razón lo hará un órgano tan complejo como el cerebro.

¿A los taxistas londinenses les aumenta la materia gris en el hipocampo? Eso demuestra que existe relación entre partes del cerebro y la conducta. Luego, ¿existen diferencias de conducta entre hombres y mujeres?, sabemos que sí. En consecuencia, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que esas diferentes conductas tienen un correlato cerebral.

La siguiente pregunta sería si esas diferencias cerebrales se producen luego del nacimiento, debido a la socialización, o sí también existían previamente.

La hipótesis que se nos presenta a la luz de las evidencias y del razonamiento lógico es que ya existen desde antes de ser sometidos a la socialización.

Y los estudios están probando que es así, que ya existían previamente.

El hecho de que sea difícil establecer las correspondencias no significa que estas no existan, lo lógico es presuponer que existen. Pero dado lo difícil de establecer estas correspondencias en humanos se ha experimentado con animales a los cuales inyectándoles hormonas se les han producido diferencias físicas en sus cerebros y en sus comportamientos.

Esos experimentos apoyan la hipótesis más probable, la cual se hubiera visto debilitada si el resultado de los experimentos no hubiera sido el que fue.

Hasta ahora todos las investigaciones nos acercan a validar la hipótesis de que los cerebros de hombres y mujeres son diferentes ya desde el útero. No conozco una sola investigación que apunte en otro sentido.

Pitiklinov dijo...

Nicolas,
1- No sé de dónde sacas que la intersección en el caso de los cerebros es del 80%. Si la fiabilidad en la separación entre cerebros es del 80% (y eso según Daphna, según otros investigadores es mayor del 90%), entonces la intersección es mínima, estamos hablando de dos distribuciones casi completamente separadas sin solapamiento entre ellas (nada que ver con lo de la altura)

3- En el caso del deporte ocurre lo mismo. Que algunas mujeres tengan niveles de hormonas en rango masculino no indica para nada ningún solapamiento. También hay gente que nace con un riñón o cinco dedos o dos cabezas…eso no indica que haya ningún solapamiento en el número de riñones, dedos o cabezas que tenemos.

Mira por ejemplo las diferencias en hand-grip (la fuerza al apretar la mano) prácticamente todos los hombres superan a las mujeres ( incluidas las atletas): 90% of females produced less force than 95% of males.
https://www.researchgate.net/publication/6614766_Hand-grip_strength_of_young_men_women_and_highly_trained_female_athletes

Las marcas olímpicas de mujeres están al nivel de las de chicos de 14-15años, de solapamiento nada.
https://www.nationalreview.com/2008/08/olympian-political-correctness-todd-gallagher/

Mira esta otra referencia:
“The mean effect size for these sex differences in total and upper body muscle mass and strength is about 3, which indicates less than 10% overlap between the male and female distributions, with 99.9% of females falling below the male mean. An effect size of this magnitude also means that sex— a single dichotomous variable—explains roughly 70% of the variance in muscle mass and upper body strength in humans. The sex difference in upper-body muscle mass in humans is similar in magnitude to the sex difference in lean body mass in gorillas, the most sexually dimorphic primate.
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1090513809000397?via%3Dihub

4- Te he dado algo mejor que un estudio pero ver la trascedencia de lo que te señalo nos llevaría mucho tiempo. Aquí tienes un estudio que muestra que “No importa la modalidad de dolor (eléctrico, isquémico, frío, calor…) o la medida dependiente (umbral de dolor, tolerancia al dolor…), la literatura documenta que las mujeres son más sensibles al dolor y menos tolerantes del dolor que los hombres.”
https://www.nature.com/articles/s41583-020-0310-6

Nicolás dijo...

Pitiklinov y Edu: Veo que os esforzáis mucho por demostrar que los hombres y las mujeres son diferentes anatómicamente…. Vaya descubrimiento! Sí, los hombres son más fuertes, y sí, en su mayoría lo son por su constitución muscular. Pero os estáis desviando del tema y yendo a otro en el que quieres tener razón porque es obvia la razón. Estamos hablando de las capacidades cognitivas de la mujer y el hombre y si el cerebro las determina. Nadie me ha mostrado un estudio que así lo demuestre y el hecho de que hayáis desviado el tema a las diferencias físicas lo demuestra (oh, las mujeres tienen pechos más grandes que los hombres! Eso significa que son distintas!). De verdad, la ridiculez y tautología de la conversación no se sostiene.

Por qué elegir el sexo y no otra variable como la edad, el color de la piel, el color del pelo, la altura, la masa muscular. “Los hombres son distintos de las mujeres”. Y yo digo: “Los hombres altos son distintos de los hombres bajitos”. “Los jóvenes son distintos de los viejos”. “Las mujeres son distintas de las niñas”. LAs diferencias que puedan existir entre “mujeres” y “hombre” no supera las que puedan existir entre otro grupo aleatorio de rasgos anatómicos, como entre los hombres morenos y rubios, o los niños y viejos, o los estudiantes y los trabajadores, o los altos y los bajos, o los españoles y los italianos… de hecho… hay mas diferencias entre otras categorías que la meramente sexual.

Anónimo dijo...

Muy muy interesante este artículo. Muy bien condensado y la recopilación teórica la leí toda y, aunque hay términos en los que todavía discrepo, me parecen objetivas. Leí todos los comentarios, y a veces pienso que hay gente inteligentísima pero con el pensamiento saturado de ideología, y es tanto así, que son incapaces de notar sus propias disonancias cognitivas. Los términos ´patriarcado' y 'machismo', me parecen incorrectos para las sociedades actuales. Yo uso siempre 'sexismo', pues el sexismo no es unilateral, proviene tanto de las mujeres como de los hombres, y son casos particulares. No me parece lógico asumir que que vivimos en una sociedad sexista 'estructural', me parece que son casos específicos que habrán que probarse.
De antemano, muchísimos agradecimientos por dedicarle tiempo a estos temas, por darle forma a tópicos que son intrincados de gestionar y de expresar sin que seas etiquetado de alguna forma u otra. Los radicalismos siempre son exahustivos y poco beneficiosos para el debate. Me parece que con el conocimiento hay que ser bastante humilde. Adjudicar los problemas de las mujeres a un "patriarcado" fantasma, es egóico e inapropiado; nos infantiliza. Saludos y buenas vibras.

Nicolás dijo...

"No me parece lógico asumir que que vivimos en una sociedad sexista 'estructural', me parece que son casos específicos que habrán que probarse".

Le parece. A Usted.
Las mujeres no podíamos ni votar hace 100 años y no cree que exista un problema estructural. Cree que en 100 años hemos solucionado todos los problemas estructurales. Supongo que piensa también que los negros no sufren ningún problema estructural.