miércoles, 18 de julio de 2012

El ambiente Fetal

El ambiente fetal es el ambiente olvidado. Para los partidarios de enfoques  genéticos todo empieza antes de este periodo y para los que dan importancia al ambiente todo empieza después del parto.

Sin embargo, el individuo realiza decisiones muy importantes que van a afectar su salud o su supervivencia  mientras se encuentra en el útero. Por citar  un ejemplo, tenemos el descubrimiento del epidemiólogo británico David Barker, replicado por grupos posteriores, de que el bajo peso al nacer es un predictor del desarrollo posterior como adultos de diabetes y arterioesclerosis. El bajo peso al nacer es un marcador del ambiente prenatal, en este caso del estado nutricional de la madre y por lo tanto de la cantidad de recursos que el feto se va a encontrar cuando nazca. Y el feto realiza ajustes, en este caso hacia un genotipo ahorrador, pero si luego se encuentra abundancia de recursos esto le va a provocar obesidad.

Otro ejemplo es lo que ocurre en un animal llamado meadow vole que puede nacer o en primavera o en otoño y los que nacen en otoño lo hacen con una piel más gorda preparados de antemano para la época del año que corresponde. ¿como se entera el feto? Pues parece que es capaz de predecir si es verano o invierno por los niveles de melatonina de la madre.

Gambia es un pobre país africano con unos cambios estacionales tan dramáticos que afectan al suministro de comida de manera que todo el año se puede dividir en una estación de la "cosecha" y una estación del "hambre". Las madres embarazadas en la primera disfrutan de una dieta de 1800 calorías y en la segunda de 1400. los niños que nacen en una u otra época del año no muestran ninguna diferencia en cuanto a supervivencia ni enfermedades en los primeros años de vida. Pero a partir de los 20 años algo sorprendente empieza a pasar, los niños nacidos en la época del hambre se vuelven más frágiles y empiezan a morir por diferentes razones y esto se mantiene así desde ese momento en adelante, con el resultado de que la esperanza de vida es 15 años más corta en los nacidos durante la estación del hambre. Parece claro que algo queda fijado en su biología desde antes de nacer.

Estos y otros datos sugieren que aspectos del ambiente materno, como su estado nutricional, los niveles de estrés, los depredadores o amenazas que hay en el ambiente, etc. se transforman en señales que se envían al feto. Estas señales afectan al desarrollo del feto en muchos aspectos y dan lugar a ajustes que afectaran todo el desarrollo y toda la vida posterior del individuo ( no sé qué pensaran de esto los que creen en el libre albedrío...)


No hay comentarios:

Publicar un comentario