lunes, 3 de junio de 2013

La Descendencia de Jesús y el Código da Vinci


En el último post actualizamos nuestros conocimientos de genealogía y ahora sabemos que esa idea -que antes teníamos- de que unos individuos descienden de ancestros famosos, y otros no, es un error. Es una idea que, según Steve Olson, enlaza con esos temas religiosos en los que Dios favorece a unos individuos o grupos y no a otros. Armados con este nuevo conocimiento podemos enfrentarnos a una cuestión que es muy vieja pero que fue puesta de moda por Dan Brown en el Código da Vinci, donde se convierte en el eje de la novela: ¿tuvo Jesús una línea de descendientes que llega hasta nuestros días?

La respuesta es muy clara: Jesús no puede haber tenido unos pocos descendientes que vivan hoy en día. Vamos a conceder que Jesús existió y que tuvo hijos, la razón por la que no puede tener una descendencia limitada hoy en día es simplemente porque la genealogía y la herencia no lo permiten. Si alguna persona viva hoy en día es descendiente de Jesus, entonces también lo serían la mayoría de los habitantes del planeta. Una persona puede tener unos pocos descendientes en dos o tres generaciones pero a partir de ahí el número de descendientes explota, de la misma manera que en el post anterior vimos que explotaba el número de ancestros. Para que una población se mantenga estable, cada adulto debe tener una media de dos hijos que lleguen a adultos y tengan hijos. por lo tanto el número de descendientes crece exponencialmente. En 10 generaciones, unos 250-300 años, la persona media tendría más de 1000 descendientes.

Es virtualmente imposible que una persona tenga una línea genealógica de un número limitado de descendientes. En la realidad, una línea genealógica o se extingue, o explota exponencialmente. Por eso la gente que llegó a América en el Mayflower tiene ahora miles de descendientes. La gente que ha vivido unos siglos antes tiene ahora muchos millones de descendientes.

Esto mismo se aplicaría a Jesús, aunque no sepamos si realmente tuvo hijos. Pero supongamos que tuvo muy pocos descendientes, pongamos 500 en el año 250. ¿Dónde habrían vivido? Aunque habrían vivido en el Oriente Medio, aquella época fue de mucho movimiento en el Imperio Romano y por lo menos unos pocos se habrían ido de la región, hacia Italia o Asia Central (bien como soldados, mercaderes o esclavos). Muchos de estos individuos habrían tenido 500-1000 descendientes 250 años más tarde. Y estos habrían tenido decenas de miles que se habrían extendido por Europa Occidental, Africa y Asia. Después de otros 250 años, Jesús habría tenido millones de descendientes. Repite este ciclo otras 5 veces y el mundo entero se llenaría de descendientes de Jesús.

En esencia, dejar descendientes es un proceso de todo o nada a la larga. Si una persona actualmente tiene 4-5 nietos esta persona será probablemente un ancestro de toda la población mundial dentro de 2-3 milenios. Y al revés, si una persona vivió hace 2-3 milenios esa persona o bien es un ancestro de todo el mundo que vive hoy, o no lo es, pero nunca puede ser el ancestro de unos pocos.

Pensar que somos descendientes de Jesús puede ser emocionante para mucha gente porque Jesús es el hijo de Dios así que no hay mejor pedigrí. Pero no hay que entusiasmarse porque también descendemos de Pilatos o de Judas, si es que ellos tuvieron 4-5 nietos. Todos descendemos de reyes, jueces, asesinos, mercaderes y esclavos.

Por último, decir, como dice la Biblia, que Jesús pertenecía a la casa de David tampoco tiene mucho sentido. Asumiendo que David vivió en el año 1000 antes de Cristo entonces prácticamente todo el mundo en Tierra santa descendía de él en la época de Jesus.

@pitiklinov en Twitter

Referencia





1 comentario:

  1. [...]"Pero no hay que entusiasmarse porque también descendemos de Pilatos o de Judas, si es que ellos tuvieron 4-5 nietos."

    "Por último, decir, como dice la Biblia, que Jesús pertenecía a la casa de David tampoco tiene mucho sentido. Asumiendo que David vivió en el año 1000 antes de Cristo entonces prácticamente todo el mundo en Tierra santa descendía de él en la época de Jesus."

    Esto es un nuevo y verdadero "zas en toda la boca" para las diversas culturas religiosas que tanta importancia le dan al linaje de sus diversos protagonistas "históricos".

    Otra gota de descrédito más para toda esa sarta de fábulas irracionales.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar