domingo, 5 de mayo de 2013

El Bonobo y el Ateo



Pocas fuerzas conductuales son tan fuertes como la separación 
en endogrupos y exogrupos, “nosotros” y “ellos”.
-Jamshed Bharucha

He acabado de leer el Bonobo y el Ateo de Frans de Waal hace poco y siempre se aprenden cosas de este autor. Hay que decir que el libro es un refrito de ideas que ya ha contado en otros sitios y prácticamente no aporta nada original para los que conocen su obra. El hilo conductor es la moral, que De Waal concibe como un producto de la evolución, generado de abajo a arriba, es decir, que no nos hizo morales la religión sino que los chimpancés ya tienen una moral rudimentaria, y el ser humano una moral más avanzada, y sobre ella se apoyan las religiones y las normas morales y culturales humanas. No le puedes pedir a nadie que haga algo que no está en su naturaleza, puedes enfatizar o seleccionar más unas cosas que otras, pero no puedes crearlas de la nada. La tendencia a colaborar, a compartir, a empatizar con los demás, a ayudar a los débiles, ya estaba en nuestra naturaleza antes de que la cultura o la religión la seleccionara. Los muchos ejemplos que pone De Waal creo que no dejan lugar a dudas. Pero si os interesa la visión de la moral de De Waal el libro a leer es “Primates and philosophers. How Morality evolved”. Se trata de una conferencia de de Waal a la que replican cuatro autores (entre ellos Robert Wright y Peter Singer) y De Waal concluye con una recapitulación final. A mi modo de ver De Waal sale más que airoso de ese debate filosófico.

Lo nuevo del libro son sus críticas a los que De Waal llama neoateos, la camarilla de Richard Dawkins, Christopher Hitchens, Sam Harris y Dan Dennett (aunque De Waal ya ha tenido sus peloteras con Dawkins anteriormente). Y aquí tengo sentimientos encontrados. En principio estoy más de acuerdo con De Waal y nunca he entendido del todo la militancia y el radicalismo de Dawkins contra la religión, sabiendo además tanto como sabe de evolución. Otros autores (Boyer, Atran, Norezayan...), que están estudiando la religión  desde el punto de vista evolucionista, están llegando todos a la conclusión de que la tendencia a producir dioses forma parte de la naturaleza humana y que la religión está ahí porque ofrece ventajas adaptativas, une al grupo y aumenta el número de genes que se transmiten a la descendencia, en definitiva. El cerebro humano produce dioses igual que el hígado produce bilis. El que la religión forme parte de nuestra naturaleza no es, evidentemente, un argumento para no combatirla, siempre está bien combatir la irracionalidad, pero el error está tal vez en pensar que puedes combatir la irracionalidad con razones. Demostrar que las creencias  religiosas son erróneas, que lo son, no va a funcionar, a la evolución nunca le ha interesado la verdad (ni la felicidad,tampoco), su preocupación es promover todo lo que ayuda a dejar más copias, y unas creencias erróneas son capaces de cumplir ese objetivo.

Cuando los neoateos han señalado las atrocidades que la religión ha cometido a lo largo de la historia, y sigue cometiendo hoy en día, han sido muchos los autores que les han respondido que las mayores barbaridades del siglo XX las perpetraron ideologías ateas (comunismo, nazismo, nacionalismo...). El consenso generalizado actualmente es que la religión no es el problema, sino el fanatismo, el dogmatismo y la intolerancia. En general, el problema es cualquier ideología que separe entre ellos y nosotros, porque se apoya en una tendencia innata en el ser humano, la tendencia a dividir el mundo en endogrupo (nosotros) y exogrupo (ellos), que es uno de nuestros peores instintos, capaz de sacar lo peor de nosotros. La religión (fieles/infieles), el comunismo (burgueses/proletarios), el nacionalismo (hutus/tutsis), el fútbol (Boca/River) y otras ideologías apelan todas ellas al mismo instinto tribal. Por eso, la religión y otros fanatismos son una espada de doble filo. Si miramos dentro del endogrupo todo lo que produce es positivo: unión, amor, ayuda, compañerismo, autosacrificio por el bien del grupo...El problema es que todos esos sentimientos positivos y oxitocínicos tienen un límite, que es la frontera que nos separa del exogrupo, un límite que ni la oxitocina ni los sentimientos positivos puede traspasar. De puertas adentro todo maravilloso, el problema es de puertas afuera. Cuando estoy con mi peña del Betis nos emborrachamos, cantamos y todos somos hermanos, pero ¡cuidado si nos encontramos con uno del Sevilla!

Entonces, creo que Dawkins plantea mal el debate, pero, a la vez, me ha parecido en algunos pasajes que De Waal era demasiado duro e injusto con los neoateos, y demasiado condescendiente con la religión. Vale, la religión no es “El Diablo”, pero no olvidemos que es uno de los diablos. Como decía, me molesta el fanatismo de Dawkins, su militancia y su dogmatismo, pero tampoco podemos obviar que, sobre todo en USA pero también en otros países, el ataque que las personas religiosas han lanzado contra la evolución y la ciencia ha sido muy fuerte. Si uno tiene que vivir que instituciones religiosas pidan enseñar Diseño Inteligente en las escuelas pretendiendo que es ciencia y una alternativa racional  a la Teoría de la Evolución, es comprensible una radicalización. Es difícil , creo yo, escuchar que esta gente se propone enseñar a los niños que Dios creó el mundo hace 6000 años y cosas por el estilo, y tomártelo de una manera moderada. En Europa podemos permitirnos ser más moderados porque el ambiente aquí, en general, es moderado con respecto a la evolución. Pero esa no es la situación que están viviendo otras personas, y eso puede ayudar a entender esa posición tan frontalmente enfrentada. Un ejemplo de esto que estoy comentando es Jerry Coyne, otro autor también muy militante en este tema de la religión. Es el autor del libro “Por qué la teoría de la evolución es verdadera”, un libro muy recomendable, y de un blog Why evolution is true, también muy recomendable. El blog es muy interesante cuando habla de evolución pero dedica muchas más entradas a combatir a los creacionistas que a explicar evolución. Por otro lado, el mismo Dawkins ha tuiteado hace poco cosas como estos enfrentamientos entre budistas y musulmanes o este estudio donde porcentajes importantes de la población de diversos países musulmanes están a favor de la ejecución de los apóstatas. , que son sólo unos ejemplos de que las ideas religiosas no son inocuas.

En definitiva, que no comparto ni la posición de De Waal de que todo está muy bien y no pasa nada, ni tampoco la de Dawkins de que la religión es el demonio (el mal más bien lo llevamos dentro como una parte de nuestro equipamiento de serie, una parte de nuestra naturaleza humana). Como esos mismos datos del estudio que acabo de citar demuestran hay mucha variabilidad entre países musulmanes y muchos musulmanes apoyan la libertad religiosa. Todo es muy complejo y es posible que la verdad, como casi siempre, se encuentre en el punto medio.

@pitiklinov en Twitter

Referencia

10 comentarios:

  1. Igual soy algo tajante, pero cuando veo a Dawkins en alguna conferencia, su vehemencia y las venas del cuello hinchadas me resultan tan sospechosas como las de un párroco protestante en el púlpito gritando con los ojos fuera de las órbitas "Arrepentíos, infieles, que el fin está cerca!!!". El antifanatismo, en fin, lo veo tan sospechoso como el fanatismo contra el que él arremete...
    Pero el tema es digno de estar aquí, y tu post me parece ecuánime y genial.

    ResponderEliminar
  2. Si hay algo que la ciencia ha dejado claro, gracias a los avances biológicos, es la inexistencia de un orden moral natural y universal. No hay nada natural y objetivamente bueno ni malo, sino actitudes más o menos valoradas por su capacidad de adaptación al medio. A partir de ahí, qué más daría lo que enseñasen en la escuela, o lo que la gente "creyera" racional o irracionalmente, qué más daría lo que el hombre hiciera si no fuera por el hecho de la lucha de grupos. Todos quieren influenciar a todos del modo que sea. Y la pregunta, claro, es la de siempre: ¿Para qué tanta lucha y dolor?





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces para pasar el rato (el rato de la vida) se necesita hacer algo que se considere importante o necesario...

      Muchos hemos decidido que es importante o necesario intentar lograr un sistema social muy conveniente para todos sus integrantes humanos.
      ¿Para qué? No se nos ocurre más nada... Sólo eso.
      Falta de creatividad.

      Eliminar
  3. Amigo, estoy leyendo fascinado esta entrada y luego leo que tienes Twitter (Digo: Tengo que seguirlo) y sale tu usuario. Espero que en Ecuador ya esté el libro.
    un abrazo!
    abel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias abel,a ver si lo consigues!
      un abrazo

      Eliminar
  4. Aqui te dejo el tema "LA ETICA DEL ATEO" que se ajusta a la posicion de De Waal.
    http://ateosinnatos.blogspot.com/2011/11/la-etica-del-ateo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por tu aportación

      Eliminar
    2. DE hecho, no se ajusta a la posición de Frans Waal, más bien al contrario, va camino de Nietsche y Freud. Ve la página de él donde critico abiertamente su postura con más detalle.

      Eliminar
  5. La crítica a la religión desde el punto de vista evolucionista por Dawkins se queda corta a mi punto de vista. La evolución misma es rastreable en nuestro pensamiento, desde el pensamiento mágico-animista de la etapa preescolar (que sigue vigente en los fanáticos ) al pensamiento concreto-realista de la ciencia actual. Aún no desarrollamos de manera plena el pensamiento abstracto y el potencial de la conciencia como modo de comprensión del mundo y de la Conciencia universal (Dios).

    ResponderEliminar
  6. La crítica a la religión desde el punto de vista evolucionista por Dawkins se queda corta a mi punto de vista. La evolución misma es rastreable en nuestro pensamiento, desde el pensamiento mágico-animista de la etapa preescolar (que sigue vigente en los fanáticos ) al pensamiento concreto-realista de la ciencia actual. Aún no desarrollamos de manera plena el pensamiento abstracto y el potencial de la conciencia como modo de comprensión del mundo y de la Conciencia universal (Dios).

    ResponderEliminar