sábado, 5 de marzo de 2011

El problema moral de la evolución I

Este es el primer post de una serie de ellos sobre el tema de la evolución y la moral y probablemente volveré sobre este asunto con frecuencia en el tiempo que dure este blog porque es un tema que no tengo resuelto. Si hay alguien por ahí que tiene una idea de por dónde puede ir la solución que nos ilumine, por favor. Para empezar voy a plantear en qué consiste el problema y lo voy a hacer con una cita de Randolph Nesse de 1994 que aparece en el libro de Matt Ridley "The Origins of virtue" La pongo primero en inglés porque siempre hay matices en las traducciones que se pierden o alteran:
"The discovery that tendencies  to altruism are shaped by benefits  to genes is one of the most disturbing in the history of science. When I first grasped it, I slept badly for many nights, trying to find some alternative that did not so roughly challenge my sense of good and evil. Understanding this discovery can undermine commitment to morality -it seems silly to restrain oneself if moral behavior is just another strategy for advancing the interests of one´s genes."
Y aquí va mi traducción:
"El descubrimiento de que las tendencias al altruismo han sido moldeadas por beneficios a los genes es uno de los más angustiantes en la historia de la ciencia. Cuando lo capté por primera ves dormí mal durante varias noches intentando encontrar una alternativa que no desafiara tan crudamente mi sentido del bien y del mal. Entender este descubrimiento puede minar el compromiso con la moralidad -parece tonto contenerse a sí mismo si la conducta moral no es más que otra estrategia para conseguir los intereses de nuestros propios genes"
Hay otras maneras de plantearlo y una famosa es la ade Dostowiesky en los hermanos Karamazov: "Si Dios no existe, todo está permitido". Darwin puso toda nuestra cultura patas arriba, su idea de la selección natural ( aparentemente muy simple) es probablemente la más revolucionaria en la historia de la humanidad, mucho más que Copérnico, o Einstein. Tal vez por eso llevamos 150 años sin metabolizarla y seguimos hablando de la "teoría" de la evolución, cuando estamos ante una realidad como una casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario